Lo peor: hallan muerto al niño desaparecido en Lincoln

Edición Impresa

Tomás Dameno Santillán, de 9 años, fue encontrado muerto ayer en las afueras de la ciudad bonaerense de Lincoln, donde había desaparecido el martes último.

La noticia del hallazgo del cuerpo del niño fue confirmada por el fiscal que interviene en la causa, Javier Ochoaizpuro, y según las primeras versiones el cadáver presenta un fuerte golpe en la cabeza. El hallazgo se concretó en un predio descampado ubicado a unos 7 kilómetros de Lincoln que sería propiedad de un familiar de la expareja de la madre del chico.

Pocas horas antes se había realizado un allanamiento a la casa del hombre, identificado como Adalberto Cuello, y a quien se le atribuye una mala relación con Tomás y también muy conflictiva con la madre del nene, quien aseguró que duda de este hombre.

El operativo tuvo lugar en una vivienda ubicada en Alsina 240, e incluyó la participación de perros de la Policía. Previamente, Adalberto Cuello prestó declaración testimonial en la comisaría, en la que tuvo que explicar dónde estuvo en el momento en que se produjo la desaparición del menor.

Antes de que se conozca la trágica noticia, el fiscal Javier Ochoaizpuro, quien está al frente de la investigación desplegada para tratar de encontrar a Tomás, aseguró que «hasta ahora no hay novedades» sobre el paradero del pequeño, pero remarcó que «no se ha descartado ninguna hipótesis».

«Hay una serie de hipótesis sobre las que estamos trabajando. Estamos tomando una serie de medidas y diligencias para dar con el paradero de Tomás», sostuvo el fiscal en declaraciones formuladas a la prensa en la ciudad de Lincoln.

El titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones número 2 de Junín, al frente de la causa, agregó: «No podemos precisar ninguna línea investigativa. Se investigan todas las hipótesis que han llegado, pero no podemos precisar ninguna para no entorpecer la investigación».

En tanto, al ser consultado puntualmente por una hipótesis que se inclinaba por el «ámbito familiar» de Tomás, el fiscal remarcó entonces: «Me parece que son sólo rumores. Hasta ahora no tenemos novedades y seguimos trabajando. No se ha descartado ninguna línea investigativa», subrayó el funcionario judicial.

El intendente de Lincoln, Jorge Fernández, también había reconocido que por el momento «no hay nada certero» en la búsqueda del pequeño Tomás. «Se abren muchas hipótesis, pero no hay nada certero. La Justicia y la Policía están trabajando fuertemente», dijo el jefe comunal en declaraciones formuladas a la prensa, mientras se desarrollaba un intenso rastrillaje en todo el municipio en busca del menor.

Hasta esos momentos, lo que se sabía era que Tomás salió al mediodía de la escuela a la que asiste y comenzó a caminar hacia su casa -a unas nueve cuadras- como lo hacía todos los días, y fue visto unas tres cuadras más adelante por una docente que iba en bicicleta. El intendente de Lincoln también se había referido a la posibilidad de que algo pudiera haber sido captado por las cámaras de seguridad de la comuna, pero rápidamente echó por tierra esa hipótesis por los lugares en los cuales están ubicadas.

Dejá tu comentario