Lorenzetti apuró a Fein en pesquisa de caso Nisman

Edición Impresa

  Ricardo Lorenzetti aseguró ayer que la investigación de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman debe tener una "explicación clara" y en un "tiempo razonable".

El titular de la Corte Suprema se pronunció de este modo consultado sobre el accionar de la fiscal Viviana Fein. Lorenzetti se encuentra en Córdoba donde hoy esperan para escucharlo unos 30 jueces federales del interior en una conferencia sobre el nuevo Código Civil y Comercial.

Ayer, Fein realizó nuevas pesquisas en el departamento de Nisman donde ahora el debate se centra en si la puerta del baño en el cual murió el fiscal es manipulable. Ya van más de tres meses desde que arrancó la investigación y por ahora, la emoción pasa más por los duelos personales que por las evidencias que llegan a la fiscalía.

"En el país hay muchos casos en los cuales no se logra esclarecer qué paso y quiénes son los responsables y eso es preocupante. El caso Julio López es emblemático en ese sentido", aseguró Lorenzetti, entrevistado por medios de la provincia mediterránea.

"En este caso de la muerte del fiscal Nisman aún no se sabe si se trató de un crimen o de un suicidio. La investigación debe dar una explicación clara y en un tiempo razonable. La impunidad se resuelve con una buena investigación transparente, de lo contrario, los procesos se embarran y eso genera frustraciones", agregó.

El magistrado explicó además que en el caso Nisman, la investigación corre por cuenta de una fiscal que depende de la Procuración General de la Nación, actualmente a cargo de Alejandra Gils Carbó.

Por su parte, Fein ayer logró que se iniciaran los intercambios en la junta médica del Cuerpo de Peritos. Se trata de una comisión, integrada por una decena de expertos de distintas especialidades, que disertarán sobre las principales discrepancias entre los dos informes forenses que circulan en torno de la causa: el oficial de la fiscalía y el de la querella.


Uno de los objetivos fundamentales de la junta, cuyo trabajo se prolongará entre cinco y siete días hábiles, será determinar la hora exacta del deceso y la posición del cuerpo de Nisman al momento de morir.

Mientras que la investigación oficial sitúa la muerte el domingo 18 de enero, la querella, encabezada por la exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, asegura que el fallecimiento ocurrió en algún momento de la tarde o noche del sábado 17.

Además, las conclusiones de los peritos de parte difieren en puntos fundamentales con la investigación oficial desde la posición del cadáver o la ausencia de espasmo cadavérico, hasta la existencia de una agonía que provocó una hemorragia externa.

Dejá tu comentario