Los bonos cayeron hasta casi 3%; riesgo país se elevó el 2%

Edición Impresa

En medio de las diferencias entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional en materia fiscal, los bonos argentinos reaccionaron de forma negativa ayer y el riesgo-país se acercó a las 1.800 unidades. Las acciones de los bancos fueron de los pocos activos locales beneficiados en esta rueda, favorecidas por la inminente suba de tasas de la Fed de EE.UU.

El riesgo-país trepó 2% hasta los 1.788 puntos básicos, máximo desde el 2 de diciembre pasado. Sucedió ya que los títulos soberanos en dólares, que surgieron de la reestructuración de la deuda con acreedores privados en 2020, sufrieron pérdidas de hasta 2,9%. Los activos a más corto plazo, como los bonares AL29 y AL30, fueron los más golpeados de la jornada.

En el segmento en pesos, los bonos indexados a la inflación registraron mayoría de bajas, que llegaron hasta el 2,3%.

Tomás Ruiz Palacios, estratega en el Grupo Cohen, sostuvo que, en caso de no haber acuerdo con el FMI, títulos como el TX26 o el TX28 podrían derrumbarse 20%, con una proyección conservadora. “Creo que romper con el Fondo debería ser considerado más grave y las primas de riesgo podrían ser peores. Es decir, esas caídas de precios podrían ser mucho mayores”, acotó. En ese sentido, recomendó evitar bonos en moneda doméstica que venzan en 2023 o después, “hasta que pase la tormenta”.

Por su parte, en una jornada volátil, la Bolsa porteña cerró con pérdidas. En el plano local, las miradas están puestas en las mencionadas negociaciones trabadas con el FMI. Pero además, es un momento adverso para los mercados emergentes ya que la Fed estadounidense se encamina a endurecer su política monetaria, con subas en las tasas de interés antes de lo esperado y reducción en sus tenencias de activos.

En este contexto, el S&P Merval cayó 0,1%, a 83.748 unidades. Mientras tanto, en Wall Street los ADR operaron dispares, con subas en bancos como BBVA (+2,9%) o Macro (+1,3%) pero pérdidas en otros sectores.

Vale remarcar que el rubro financiero es el más beneficiado por los potenciales aumentos de tasas del banco central norteamericano, a la vez que las más perjudicadas son las acciones de crecimiento, como las tecnológicas.

Dejá tu comentario