Los gobernadores anticipan subas también a policías

Edición Impresa

 En medio de un trascendental año electoral, las provincias buscan desactivar focos de tensión frente al inicio de los debates paritarios, y ya otorgaron concesiones a las policías locales idénticas a las ofrecidas a los trabajadores estatales, siempre con el recuerdo aún fresco de los autoacuartelamientos de diciembre de 2013, que fueron seguidos de saqueos y muertes.

En Neuquén, el ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza, adelantó la semana pasada que la Policía provincial tendrá un incremento salarial igual al ya aceptado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), quienes avalaron un alza del 30% para el primer semestre, en una sola cuota, retroactivo a enero.

Para los efectivos de seguridad neuquinos, el anuncio fue tomado de manera positiva, ya que la Policía había sido uno de los pocos sectores que a lo largo del año pasado no tuvo una mejora salarial integral, debido a que el último aumento había sido justamente en diciembre de 2013, durante los autoacuartelamientos. Allí, lograron un haber inicial de 10.000 pesos.

De ese acuerdo quedó fijada la apertura del debate paritario nuevamente para diciembre pasado. Sin embargo, un mes antes, el jefe de la Policía, Raúl Laserna, fue el primero en recordar que se debía cumplir ese compromiso. "Lo que se acuerde para el resto de los trabajadores de la provincia va a ser lo que se le otorgue a todo el personal policial", respondió semanas más tarde Gastaminza.

Con el 30% de aumento pactado con ATE, y bajo la cláusula de otorgar idéntica suba a la Policía, el Gobierno de Jorge Sapag desactivó rápidamente el pedido de los efectivos de seguridad, en un distrito que tendrá elecciones generales el 26 de abril próximo.

Otro distrito que seguirá en esa línea es Buenos Aires, donde se sabe que el aumento que se acuerde en las paritarias luego se trasladará a los integrantes de la Policía y Servicio Penitenciario, los que por ley no tienen actividad sindical.

En tanto, en Chubut, la Legislatura provincial aprobó ayer, en una sesión extraordinaria, la suba que se le otorgará para el personal policial, que será del 25% y activada en tres tramos: enero -retroactivo-, mayo y septiembre.

Según el decreto 1.830/14 firmado en diciembre pasado por el gobernador justicialista Martín Buzzi, el Estado provincial consideraba "necesario proceder al reordenamiento salarial y la recomposición de haberes del personal de la Policía".

Allí se detallaba que con la creación del Consejo de Bienestar Policial "se formalizó un mecanismo de representación democrática y participativa que involucra a todo el personal", y se fijó una nueva escala salarial a través de "un canal de diálogo entre el personal policial y el Poder Ejecutivo, articulando y encauzando las preocupaciones de los empleados policiales y las necesidades de la institución".

Además, y de acuerdo con el decreto, era necesario "adecuar la diferencia existente por jerarquía en la pirámide salarial, de manera tal que los ascensos no sólo conlleven un mayor esfuerzo, responsabilidad y reconocimiento, sino también una mayor remuneración, incentivando la profesionalización de la Policía".

Dejá tu comentario