“Los locales” juegan con Brasil

Edición Impresa

Después del pálido empate de «los extranjeros» en Arabia Saudita, hoy despide el año la «Selección local» con la postergada revancha ante Brasil por el Superclásico de las Américas.

La ida jugada en Goiania, el 19 de septiembre pasado, terminó con el triunfo de Brasil por 2 a 1 en el último minuto.

El encuentro de vuelta debía jugarse el 3 de octubre en el estadio Sarmiento de Resistencia, en la provincia de Chaco, pero fue suspendido -con los jugadores ya en la cancha esperando para comenzar- por falta de luz.

Por eso, la cita es esta noche a partir de las 21 en cancha de Boca, donde Alejandro Sabella repetirá la famosa «línea de cinco» defensores que tantas críticas le trajo.

Esta vez «disfrazada» de línea de tres, aunque los carrileros son Gino Peruzzi y Leonel Vangioni, habituales marcadores laterales.

El técnico debió desafectar a último momento a dos de sus jugadores habituales, Rodrigo Braña de Estudiantes y Clemente Rodríguez de Boca, quienes están lesionados, y llamó de urgencia a Leonardo Ponzio de River para completar el plantel.

Sorpresas

Las mayores «sorpresas» de la convocatoria de Sabella fueron Oscar Ahumada (All Boys), Francisco Cerro e Iván Bella (ambos de Vélez) y Pablo Pérez (Newells). De ellos Cerro será titular, dividiéndose la mitad de la cancha con Pablo Guiñazú, que es uno de los cuatro convocados del fútbol de Brasil; los otros tres serán los encargados de atacar, ya que Walter Montillo será el enganche; y Juan Manuel «Burrito» Martínez y Hernán Barcos, los delanteros.

Por su parte, el seleccionado brasileño, que practicó ayer en el Centro de Entrenamiento del Corinthians, en San Pablo, probó con Neymar y Fred en el ataque. En esta convocatoria no estará, Lucas vendido al Paris Saint Germain, ni el veterano Luis Fabiano.

El DT brasileño, Mano Menezes, sólo confirmó entre sus titulares al arquero Diego Cavalieri, de Fluminense, aunque paró en el ensayo al equipo que presentaría hoy ante Argentina.

El formato de juego es 4-4-2, aunque Thiago Neves también puede jugar de enganche. Con el empate, la copa se la queda Brasil, y si gana Argentina por un gol, se define por penales.

Dejá tu comentario