Los patitos contumaces

Edición Impresa

Tal vez la causa fuera el calor exagerado de la semana, no lo sabemos, pero no podemos dejar de comentar las palabras de las principales autoridades de nuestro sistema bursátil durante el acto de lanzamiento de las acciones del Banco de Valores en sustitución de las del Grupo Valores, el lunes, canje al que damos la bienvenida en tanto significa un paso en la eficientizarían del registro de listadas argentinas. Pero lo que se dijo pasa por otro lugar. Primero Adrián Cosentino, presidente de CNV: “El banco (de Valores) nos tiene acostumbrados a estas gratas sorpresas totalmente en línea con lo que pretendemos en pos de un mercado de capitales que innove y que esté al servicio de la actividad productiva, y este es otro hito más que demuestra la capacidad de esta institución para adelantarse a los acontecimientos”. Como propaganda, de la mejor que hemos escuchado. Como palabras del responsable del cuidado de la integridad y seguridad de nuestro mercado de capitales, sobre una cotizante a la que tiene el deber de controlar de manera imparcial, rayano a lo criminal. Luego, Marcelo Menéndez, el vice de ByMA apuntando que el acto era un gran éxito del equipo de Banco de Valores, “fundamentado en un grupo de trabajo que hace muchísimos años viene haciendo las cosas realmente muy bien”. Como responsable de la plataforma donde se negociarán los nuevos papeles, una clara muestra de favoritismo en favor de una de sus listadas que dudamos haya evidenciado por alguna otra (dejemos de lado el conflicto de intereses con su actividad privada), rompiendo la equidad que debiera tener ByMA respecto a todas las firmas asociadas. Cada uno tiene el derecho de opinar y decir lo que quiera, pero no en cuanto a su función dentro del sistema bursátil, donde debe primar la mesura y el cuidado para no inducir en ningún sentido a los inversores, en especial aquellos menos “preparados” (podría decirse que las autoridades se llenan la boca con la idea de la educación financiera, pero con sus actos solo alimentan la ignorancia de los inversores, para crear incautos a los cuales esquilmar). Seguimos mañana. Si bien el 0,47% que sumó el S&P Merval nos habla de una rueda alcista, el achique del operado en acciones a $606 millones, y las 31 sociedades en baja frente a 29 en suba y 6 sin cambio, sugieren cierta falta de entusiasmo. En un sentido contrario los principales ADR sumaron en promedio 1,41%, con 16 alzas frente a 5 bajas. Si bien el dólar libre cedió 0,24% a $208,5, la tasa de riesgo sumó 0,71% a 1.833 pb.

Dejá tu comentario