Lula inició el tratamiento con buen pronóstico

Edición Impresa

San Pablo - El expresidente brasileño Luiz Lula da Silva inició ayer la quimioterapia para vencer al cáncer de laringe que le fue detectado el sábado, y sus médicos pronosticaron que existen grandes chances de superar la enfermedad sin tener que someterlo a una cirugía.

«Las chances de cura son muy buenas, diría mayores a un 75%», dijo su médico personal, Alfredo Kalil.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), de 66 años, llegó a las 10 hora local al centro privado Hospital Sirio-Libanés, del barrio de Bela Vista de San Pablo, acompañado por su esposa, Marisa Letizia Rocco, para iniciar el tratamiento correspondiente.

En ese sentido, los profesionales del hospital donde ya se atendieron sus tumores linfáticos la presidenta Dilma Rousseff y el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, informaron que Lula se someterá a tres sesiones de quimioterapia, una cada 21 días.

«Dentro de 40 días, entre el segundo y tercer ciclo de quimioterapia, será realizada una evaluación para saber si los medicamentos estarán surtiendo efecto», dijo Kalil.

Por su parte, el oncólogo Paulo Hoff dijo que el tumor es de «tamaño mediano». «La biopsia confirmó que es el tumor más común, que no compromete a otras regiones. La chance de cura es elevada y trabajábamos con esa posibilidad», dijo.

Lula dejará hoy el hospital y continuará el tratamiento en su departamento de Sao Bernardo do Campo, Gran San Pablo, vía un catéter por el que se le suministrarán remedios por cinco días.

Hoff dijo que se descartó inicialmente una cirugía y que la perspectiva es que la voz de Lula, una de sus marcas como líder político, no será afectada. Los efectos colaterales como la caída del cabello son esperados, como en cualquier tratamiento con quimioterapia. Una vez terminada esta etapa, en enero Lula deberá someterse a radioterapia.

El oncólogo Luiz Paulo Kowalksi, por su parte, informó que la cura total del cáncer es dentro de dos a cinco años y destacó que el tabaquismo (Lula dejó de fumar hace un año) es una de las causas del cáncer de laringe.

Kowalski afirmó que en la ciudad de San Pablo este tipo de tumores aparece en forma duplicada al promedio mundial, a raíz del tabaquismo y de la contaminación de la metrópolis, que es el corazón industrial de América del Sur y tiene una flota de 7 millones de automóviles. «En el mundo la tasa de este cáncer es de seis cada 100 mil hombres; en San Pablo es de 16 por 100 mil», informó el médico.

En diálogo con la radio Estadao-Espn, el doctor Kalil, médico personal de Lula, contó que el exmandatario dejó de fumar hace un año y que el tumor pudo haberse debido a la predisposición genética, ya que dos hermanos del expresidente también sufrieron de cáncer.

Kalil dijo que Lula deberá alejarse de sus actividades hasta febrero. En ese mes, el exmandatario garantizó su participación en la escuela de samba Gavioes da Fiel, de Corinthians, que desfilará contando la vida del exsindicalista. También en esa época deberá retomar su actividad política de cara a las elecciones municipales de 2013 y sus compromisos internacionales.

Agencias ANSA y EFE

Dejá tu comentario