Macri admite balotaje con Filmus y apuesta más a la bici-campaña

Edición Impresa

A pesar de que el kirchnerismo insiste en estigmatizar a Mauricio Macri como un jefe de gobierno porteño que sólo puede construir bicisendas, el PRO reforzó ayer el último tramo de campaña antes de las elecciones del próximo domingo con una bicicleteada urbana y la promesa de 100 nuevas estaciones de este transporte público a pedal para 2013.

Macri se abrigó ayer para subirse a una bicicleta en la Plaza de la República y anunciar desde el Obelisco el séptimo compromiso de campaña de cara a la elección del 10 de julio próximo, donde buscará la reelección como jefe de Gobierno de la Capital Federal. Luego recorrió la Avenida 9 de Julio en bicicleta junto con su compañera de fórmula y ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, funcionarios, legisladores y alrededor de 1500 vecinos, de los cuales 500 utilizaron las bicicletas del sistema de transporte público.

«La propuesta está dentro del Plan de Movilidad Sustentable que llevamos adelante desde hace 3 años y medio y que incluye más transporte público, más bicing y menos autos para dar prioridad a la gente y soluciones al tránsito», afirmó.

Además Macri admitió ayer que los comicios locales están polarizados entre la opción del PRO que encabeza y el Frente para la Victoria, representado por el senador kirchnerista Daniel Filmus. «Se ha polarizado entre una propuesta que dice que hay que ser todos parte de un modelo, como el kircherismo, y otra que quiere ser independiente, que apunta a la participación del vecino, que busca la autonomía y otra forma de hacer política», resaltó Macri, a una semana de la elección porteña.

Objetivos

Según dijo, «la versión anterior ya gobernó, cuando Néstor Kirchner pidió el voto para Ibarra, y a la Ciudad no le fue bien, no tuvo ninguna obra en tres años y medio». «Eso es lo que se está discutiendo», señaló el mandatario porteño y consideró que la competencia es por «mantener la independencia, la autonomía y otra forma de hacer política» en la Ciudad.

En declaraciones radiales, Macri evaluó, a la vez, que la elección local será un enfrentamiento directo entre él y Cristina de Kirchner.

«En la medida en que el kirchnerismo profundiza la agresividad y el discurso confrontativo, claramente va a ser un enfrentamiento entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri. Ese tipo de discurso genera esta situación innecesaria», destacó el candidato a la reelección, en referencia a la proliferación de afiches de Filmus junto a la jefa de Estado. El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volvió a defender a su compañera de fórmula y dijo que el operativo en sus oficinas ordenado por el juez Andrés Gallardo fue una maniobra electoral orquestada por el Frente para la Victoria.

Además Macri reiteró ayer que no participará del debate junto al resto de sus contrincantes en la Universidad de Buenos Aires (UBA), al considerar que «no es el formato que permite realmente que haya una discusión de ideas». Macri dijo que no debatirá en la universidad con los candidatos opositores Daniel Filmus (Frente para la Victoria), Fernando Solanas (Proyecto Sur), María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica), Jorge Telerman (Más Buenos Aires), Silvana Giudici (Unión Cívica Radical) y Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) porque «con más de tres es imposible escuchar».

Unos 2.471.087 porteños concurrirán a las urnas el próximo domingo para elegir al nuevo jefe y vicejefe de Gobierno -entre un total de 15 fórmulas-, la mitad de la Legislatura y, por primera vez en la historia de la ciudad, a los miembros de cada una de las 15 juntas comunales en las que fue dividida la misma. En total se pondrán en juego 147 cargos: jefe y vicejefe de Gobierno, 30 legisladores y 10 suplentes, y 105 comuneros (7 miembros por cada una de las 15 comunas).

Según datos del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad, están en condiciones de votar 2.471.087 ciudadanos nacionales y 11.781 extranjeros, lo que contabiliza un total de 2.482.868.

Dejá tu comentario