Macri buscará de Cristina permiso para endeudarse

Edición Impresa

• Pedirá, además, mejor trato, hoy en primer diálogo

Cristina de Kirchner y Mauricio Macri prepararon ayer un listado de temas que podrían abordar hoy al iniciarse la ronda del diálogo político con gobernadores, que arrancará con la cita, a las seis de la tarde, con el jefe porteño como primer invitado.

La Presidente ordenó que le prepararan un resumen de los temas comunes y pendientes entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires, donde abundan cuestiones referidas a obra pública y a transporte, entre otros asuntos.

Por su lado, Macri, ayer, en la reunión habitual de gabinete de la Ciudad, pidió algo similar a sus ministros y luego terminó de elaborar la agenda donde la prioridad será el financiamiento que reclama el distrito a partir de la negativa, el año pasado, del kirchnerismo de avalar la emisión de bonos porteños por u$s 1.500 millones.

La Presidente estará acompañada del ministro Florencio Randazzo, por eso en el Gobierno de la Ciudad reclamaban el regreso de las minivacaciones en las que se encontraba el jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Pero si en la reunión, además, está presente Aníbal Fernández, Macri hará pasar, además de a Larreta, al secretario general del Gobierno porteño, Marcos Peña, quien ayer encabezó junto con el jefe de la Capital la reunión del gabinete. El reclamo macrista contará con tres puntos básicos, entre ellos, la necesidad de fondos, claro que no es la situación de las provincias que buscan el giro de la coparticipación, ya que la Ciudad mantiene su Presupuesto con su propia recaudación tributaria.

El primer punto que piensa plantear Macri una vez que salude a la Presidente, sin embargo no es ni económico ni político, sino de la relación entre los distritos. «La no relación», le llaman en la administración macrista a lo que consideran frialdad e indiferencia por parte del Gobierno kirchnerista. Macri hasta podría llevarse una sorpresa. Si bien la amistad entre el ex jefe de Gabinete Sergio Massa y R. Larreta no logró forzar mejores modales hacia la Ciudad ni, mucho menos, más obras, la llegada de otro amigo del macrismo, como Juan Pablo Schiavi, en reemplazo de Jaime en Transporte reactivó en la Ciudad la esperanza de lograr algún avance en la autonomía del distrito.

Anuncios reiterados

Schiavi, quien ha sido funcionario de Carlos Grosso y ministro de Jorge Telerman, conoce bien los reclamos porteños, y el área que maneja ahora es central para la gestión de Macri. No sólo porque el Gobierno de la Ciudad tiene como meta mejorar el caótico tránsito capitalino, sino que existiría la posibilidad de que el mandatario comunal llevara algo hoy. Podría ser el inicio de la transferencia de la red de subterráneos, que en su momento le había ofertado Néstor Kirchner, como parte de un paquete ambicioso de iniciativas anunciadas varias veces con competencia nacional, como la autopista ribereña. El actual presidente de La Legislatura, Diego Santilli, tiene la promesa de Macri de designarlo cuando deje la banca en un supercargo en el área de Transporte.

Los otros temas prioritarios que espera poder plantear hoy el jefe de Gobierno porteño son los referidos al financiamiento de obras, para lo cual reprochará Macri la negativa del kirchnerismo de avalar una nueva emisión de los bonos Tango, que el macrismo terminó judicializando, pero le agregan el reclamo de $ 300 millones que el Gobierno considera que debe prestarle la ANSES y que también forma parte de una demanda judicial. Macri quiere la palabra del Gobierno nacional para que la gestión nacional de ahora en más acompañe los endeudamientos que pretende para una lista de emprendimientos, desde la extensión de las líneas de subterráneos que está paralizada hasta la construcción de un parque en Recoleta y el Centro Cívico en Barracas. Un estancamiento en la recaudación impositiva en la Ciudad de Buenos Aires promovió que Macri ordenara un estricto plan de ahorro en los ministerios, pero busca créditos del Banco Mundial u otros entes internacionales que siempre requieren la autorización del Gobierno nacional para no frenar más obras.

El tercer tema versará sobre políticas conjuntas de seguridad, salud y educación, así como para reimpulsar la actividad turística, una fuente de ingresos importantes para la Capital Federal, castigada por la gripe A y la crisis económica.

Dejá tu comentario