15 de julio 2010 - 00:00

MGM: una nueva prórroga para el león que agoniza

MGM: una nueva prórroga para el león que agoniza
Los Ángeles - El legendario estudio de Hollywood Metro Goldwyn Mayer (MGM) informó ayer que obtuvo una nueva prórroga para pagar parte de la deuda de 3.700 millones de dólares que amenaza con llevarlo a la bancarrota. Los prestamistas concedieron el sexto aplazamiento a MGM para que la productora de films como «El mago de Oz» (1939), «Lo que el viento se llevó» (1939) y «Ben-Hur» (1959) pueda presentar un plan de reestructuración que permita reflotar la compañía y evite su desmantelamiento.

El estudio tenía que hacer frente hoy a un pago de cerca de 500 millones de dólares, entre devolución del principal y los intereses, plazo que pospuso dos meses, hasta el 15 de septiembre. «Los prestamistas actuaron en apoyo de los esfuerzos que está realizando la compañía para evaluar sus estrategias a largo plazo para maximizar el valor de sus activos. MGM aprecia el continuado apoyo de los prestamistas durante este proceso», dijo la dirección del estudio en un comunicado.

En junio de 2011 vencerá una letra mayor estimada en mil millones de dólares y para 2012 la deuda debería estar resuelta, si se cumplen los plazos. MGM cuenta con ofertas de los estudios Spyglass y Summit Entertainment para una posible fusión. Lionsgate también se mostró interesado este año en una operación de compra que posteriormente retiró por diferencia de opiniones entre sus accionistas. Time Warner puso sobre la mesa 1.500 millones de dólares para adquirir MGM, una cantidad que no ha sido rechazada oficialmente, aunque según los analistas resulta insuficiente.

Los problemas financieros de MGM han dejado en el aire la realización de la próxima película de James Bond o el inicio del rodaje de las esperadas producciones sobre la novela «The Hobbit».

La explosión de la burbuja financiera y la consiguiente sequía del mercado crediticio pusieron contra las cuerdas a este estudio fundado en 1924 y cuya supervivencia parece ligada irremediablemente a fusionarse con productoras de menor entidad. El trámite, que requiere de la aprobación de accionistas y prestamistas, conllevará una reestructuración de MGM que en el caso de Spyglass («El sexto sentido», 1999) implicaría, según «Los Angeles Times», despidos, la eliminación del departamento de distribución y la reubicación de la sede en unas instalaciones más baratas.

Menos se conoce de la propuesta de Summit, compañía que vive un momento dulce con el éxito de su saga «Crepúsculo», aunque parece que sus directivos querrían hacer recortes menos drásticos en MGM de los que aplicaría Spyglass. Lionsgate («Saw», 2004) fue uno de los primeros de entre los pequeños estudios de Hollywood que se mostraron interesados en MGM y a principios de año pusieron sobre la mesa una oferta de compra por 1.400 millones de dólares, que posteriormente retiraron debido a diferencias entre sus accionistas mayoritarios.

La opción más lejana es la propuesta de compra del gigante mediático News Corporation que a través de su filial Timer Warner ofreció 1.500 millones de dólares por MGM, una cantidad considerada insuficiente pero que no ha sido formalmente rechazada por los prestamistas.

Agencia EFE

Dejá tu comentario