Michetti insistirá con no ser candidata a diputada

Edición Impresa

A Mauricio Macri y a Gabriela Michetti los ayuda por éstas horas la distancia. La vice está de vacaciones en Centroamérica y así evitó mostrarle su rostro ante la batalla perdida que él gana, con la unificación de las elecciones locales con las nacionales que intenta el Gobierno de Cristina de Kirchner. Pero la tropa michettista no sólo no goza de ese descanso, sino que confiesa que no fue Cristina de Kirchner, sino Mauricio, quien reeditó en un rato la pelea interna por la fecha electoral que creía terminada el jueves, cuando el jefe de Gobierno hizo el anuncio de adelantar las urnas locales para el 28 de junio y separarlas de la elección a diputados nacionales del 25 de octubre. El jueves había calmado a la tribu, pero el viernes, los aliados de Michetti dentro de PRO consideraron que «se rindió sin más» al admitir en una conferencia de prensa que ya no pelearía por la separación. Menos de un día duró el festejo para esa tribu de macristas, sorprendida, incluso, porque esperaban que la convocatoria la hiciera hoy y no la semana pasada.
Ayer, los michettistas no quisieron revelar cuánta certeza llevan dentro acerca del presunto conocimiento anticipado de Macri sobre el anuncio del Gobierno nacional de promover la votación conjunta. Pero de un lado y del otro en los campamentos del oficialismo porteño (que es PRO) no niegan que «la unificación le viene a Macri como anillo al dedo». Es lo que deseaba y proponía públicamente el jefe de Gobierno, una sola elección, una campaña corta, para las dos categorías con Michetti a la cabeza traccionando legisladores locales y haciéndole ganar la votación que será clave para sus desvelos presidenciales. Lo ayuda, además, con una economía que comenzó a golpearlo con una baja en la recaudación impositiva del distrito, que le hace suponer que contará aún con menos recursos de un presupuesto que a fin de 2008 ya le había recortado la oposición.
Por eso, el jefe de Gobierno ni siquiera admitió pensar en desdoblar los comicios nuevamente y fijarlos para una fecha distinta de las elecciones nacionales. Con esa respuesta negativa a la posibilidad de que Capital Federal vote en octubre sólo a legisladores, se mortificaron más los michettistas, que ahora piden que, en el Congreso, PRO no acompañe el proyecto de ley del oficialismo.
«Gaby, hice todo lo que puede, pero fue el Gobierno el que nos jodió», le dijo por teléfono Macri a su vice, el mismo viernes, sorprendiéndola en Guatemala, donde la funcionaria porteña está de vacaciones y en tránsito a Costa Rica, donde pasará su segunda semana de descanso con sus padres.
«Andá pensando en ser candidata a diputada nacional», completó Macri y se hizo silencio del otro lado de la línea hasta salir un «bueno, vemos». Le dijo también Michetti, que no acortaría sus vacaciones. «Me parece bien», asintió Macri acerca del regreso, la semana que viene, de la candidata. Después, la vice se entregó a algunos llamados para tener más precisiones. Entre esas comunicaciones le llegó desde Estados Unidos el mensaje de Diego Santilli, quien asiste en esas latitudes a una preparatoria de jefes de campaña. Al parecer, el legislador porteño habría tenido la misión de convencer a Michetti de que acepte sin más trámites la nueva y regrese ya como candidata a diputada nacional, vencida a pesar de la pelea que llevó por meses para postularse a legisladora en la Ciudad y seguir en la línea sucesoria de Macri, producto de elecciones desdobladas. Fue una puja en la cual hasta pasó días sin dirigirse la palabra con el jefe de Gobierno.
Tiempo
Por ahora, los michettistas buscan tiempo. Lo habría hasta mayo, cuando -si se aprueba la reforma del kirchnerismo a la ley electoral- vencerá el plazo para presentar las candidaturas.
Buscan candidatos alternativos y han descartado ya a un Luciano Miguens como titular de esa boleta que Macri pretende que encabece su vice. La funcionaria también quiere «tiempo para reflexionar» junto con su familia, un ámbito donde ha escuchado lo que menos quiere Macri, que se quede en el cargo para el cual ha sido electa. Un imposible, cree Michetti, quien sólo tendrá chances de no postularse a diputada nacional si surgiera otro candidato que pelee contra Elisa Carrió por los votos antikirchneristas en la Capital Federal y tenga las mismas o mejores chances que ella de ganar.
Ante la convulsión que el calendario electoral propuesto por el Gobierno causó en PRO, Macri ha decido acortar el fin de semana y regresar a las reuniones de gabinete los lunes y, ya no en horario de verano, los martes. Así, tendrá hoy un encuentro con sus ministros al que luego se integrarán directores y legisladores ampliando la tenida, donde creen consultará nuevamente opiniones de su grupo.

Dejá tu comentario