Moyano, con más suerte que las bicisendas macristas

Edición Impresa

Para permiso de contraer deuda. PRO no consigue votos para bono por u$s 100 M, pero sí para camionero

El macrismo asegura que hoy tendrá listo el despacho del proyecto que le otorgará al Gobierno porteño el permiso para emitir un bono por $ 220 millones. Ese dinero está destinado a las empresas de recolección de residuos y específicamente a pagar un viejo reclamo de los camioneros. El gremio logró que le reconocieran el pago de indemnizaciones por despido a los camioneros de las recolectoras que, cuando se renovaron los contratos del servicio en 2004, pasaron a otra firma aun con el mismo sueldo y antigüedad.

Parte de la oposición acompañará al PRO en la firma del despacho de mayoría, hoy, en la Comisión de Presupuesto que conduce Rogelio Frigerio (nieto).

En cambio, el PRO no tiene ninguna esperanza para conseguir unos pocos votos prestados que necesita para otro bono. Es el pedido de Mauricio Macri para emitir deuda por u$s 100 millones que destinaría para la demarcación de 50 km de bicisendas y para la construcción de carriles de metrobús nuevos, entre otras obras viales.

No es sólo que el kirchnerismo esté manteniendo la pelea más feroz con Macri que en ningún tiempo en torno al conflicto del traspaso de los subterráneos, ni que el resto de la oposición busque mortificar al jefe de Gobierno, solamente. Se suma que las explicaciones de los funcionarios correspondientes acerca de esas obras habría sido insuficiente y que, inclusive dentro del bloque PRO no pudieron defender el proyecto. Le endilgan al oficialismo que falta documentación que sostenga el pedido, como por ejemplo el proyecto en sí mismo de un carril de colectivos en medio de la 9 de Julio.

Por eso el titular de la Legislatura, Cristian Ritondo, esperará que el jueves próximo, como está previsto, llegue al recinto el despacho por el bono de camioneros, mientras el Gobierno amplía en detalle la otra iniciativa. Esos ingresos fueron incorporados ya en la ley que el mes pasado aprobó una ampliación generosa del presupuesto porteño de este año, que se verá mermada si se cae la posibilidad de aprobar la norma por un nuevo endeudamiento. Al mismo tiempo también el oficialismo porteño espera que se aplaquen los ánimos tras la sesión de ayer en la Legislatura porteña con fuertes cruces en torno a declaraciones de diverso color relacionadas con los subtes, La Cámpora y otros temas.

Dejá tu comentario