Murió Paco de Lucía, un artista irrepetible

Edición Impresa

Madrid/Cancún - El guitarrista Paco de Lucía dejó huérfano al mundo del flamenco: el artista español murió en México a los 66 años tras sufrir un infarto. El músico jugaba con uno de sus hijos pequeños en una playa en Cancún, donde estaba alojado en un hotel, cuando se sintió indispuesto. Falleció poco después en el área de urgencias de un hospital de la ciudad de Playa del Carmen, adonde llegó caminando. Lo acompañaba su mujer.

La noticia sacudió a España y al mundo. El flamenco, un género que De Lucía revolucionó con las seis cuerdas de su guitarra, lloró su partida. Pero las expresiones de pesar se produjeron en todos los ámbitos e incluso la familia real expresó sus condolencias. Según informó en México la fiscalía, el reporte de la muerte del artista por infarto agudo de miocardio se recibió a las 19:15 del martes, madrugada española. Los restos del guitarrista y compositor flamenco serán repatriados hoy, según dijo ayer un funcionario de la embajada de España en la Ciudad de México.

"El dolor ya tiene fecha para nuestra familia. Anoche se nos fue el padre, el hermano, el tío, el amigo y se nos fue el genio Paco de Lucía", expresó su familia en un comunicado.El guitarrista repartía su vida entre España y Cancún, donde desde hace tiempo tenía una casa. En México había encontrado tranquilidad e intimidad. El ayuntamiento de Algeciras, la ciudad del sur de España en la que nació en 1947, decretó tres días de luto oficial por la muerte de una de las leyendas contemporáneas de la música. Al dar el reloj las 12 del mediodía, cinco minutos de silencio junto al consistorio le rindieron homenaje.

"No hay consuelo", lamentaban allí familiares del guitarrista, golpeados por lo repentino de su muerte. Porque Paco de Lucía estaba perfectamente, repetían. La ciudad se empeña ahora con más ahínco en la creación de un museo sobre el músico, un proyecto en el que ya trabajaba, según aseguró su alcalde. "Lo importante es tener a Paco lo más posible en la ciudad que le vio nacer y que, además, le nombró Hijo Predilecto", dijo.

Autor de más de 200 obras musicales, entre ellas la célebre rumba "Entre dos aguas", que lo lanzó al estrellato mundial en 1973, Paco de Lucía fue también maestro en la fusión del flamenco con el jazz. En 2010 se convirtió en el primer español en ser investido doctor honoris causa por la universidad estadounidense Berklee College of Music, una de las mecas de la música.

Otros reconocimientos con los que contaba son el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, el Premio Nacional de Guitarra de Arte Flamenco y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de España. Desde 2004 tenía también un Grammy Latino al mejor álbum flamenco por "Cositas buenas". Uno de los últimos conciertos que dio en España fue el que compartió el pasado julio con el pianista estadounidense Chick Corea en el cierre del Festival de Jazz de Vitoria.

Dejá tu comentario