Ni Macri ni Scioli podrán abusar de colocar deuda

Edición Impresa

Los equipos económicos de Macri y de Scioli contemplan en sus planes, con mayor o menor énfasis, la intención de volver a los mercados de capitales para colocar nueva deuda. Tras el resultado electoral algunos fondos de inversión internacionales ya enviaron señales del nivel de disponibilidad de recursos para el próximo Gobierno. Sin embargo, algunos analistas como el argentino Marcos Buscaglia advierten que el sucesor de Axel Kicillof no podrá abusar de esta alternativa, por lo menos, en el corto plazo.

Buscaglia, economista jefe para Latinoamérica del Bank of America Merrill Lynch y ex Citigroup, consideró ayer durante un seminario organizado por Thomson Reuters, que había más optimismo en relación con los activos argentinos. Señaló que el cambio de Gobierno ya de por sí genera un cambio de predisposición del mercado lo cual, por ejemplo, se puede traducir fácilmente en un aumento de la ponderación de la Argentina en el índice EMBI (deuda de mercados emergentes) del 3% al 8%, sin que ello requiera una mejora de la calificación de riesgo. Al respecto explicó que el nivel de reservas con que cuenta el Banco Central es un obstáculo como para esperar una suba en el nivel de calificación de las agencias.

Pero al margen del mejor clima para con la Argentina, Buscaglia aconsejó al próximo Gobierno a no abusar de la emisión de bonos apenas asuma porque ello terminará incrementando los cuestionamientos sobre la deuda pública y detonará un efecto "búmeran". Se mostró optimista acerca de los precios que alcanzaron los bonos, sobre todo frente a sus pares emergentes, y sostuvo que aún tenían cierto "upside" (potencial de suba).

Aportó un dato acerca de los nuevos tenedores extranjeros de activos argentinos, dijo que se trata de "grandes manos" (importantes inversores) que están acostumbrados a lidiar con economías bajo fuerte estrés, y que esperan al próximo Gobierno para vender, en ese caso están dispuestos a hacerlo sólo a inversores institucionales, de ahí que se vea una alta volatilidad en los precios de los activos locales.

Se refirió también al contexto mundial y regional, señalando que Latinoamérica está mejor preparada para la suba de las tasas de interés en EE.UU. por parte de la Fed (comandada por Janet Yellen) que en el pasado. Aunque consideró que los mercados se adelantaron al momentum económico por ello se ven correcciones en Wall Street.

J.G.H.

Dejá tu comentario