Nuevo adelanto a Jujuy por $ 260 M atiza ola de quejas

Edición Impresa

 El Gobierno de Mauricio Macri volvió a asistir al mandatario de Jujuy, el radical Gerardo Morales, con un adelanto financiero, en este caso por $ 260 millones, para "atender los compromisos más urgentes" de esa provincia.

Con esta ayuda extraordinaria -la tercera en lo que va del año- el Ejecutivo norteño de Cambiemos ya cosechó anticipos de fondos por $ 1.260 millones.

El nuevo guiño para el sucesor del justicialista Eduardo Fellner se da en la antesala del pago de los sueldos de marzo y en medio de la dura embestida judicial contra la líder de la Tupac Amaru, la kirchnerista Milagro Sala, quien permanece detenida desde mediados de enero -a partir de una denuncia de Morales- por el supuesto manejo irregular de fondos nacionales para la construcción de viviendas.

En lo que va de su mandato, la Casa Rosada desplegó adelantos de coparticipación a una decena de provincias por cerca de $ 18 mil millones.

Ese lote está integrado -a la cabeza del ranking- por gobernadores alineados con Cambiemos: la bonaerense María Eugenia Vidal, con $ 9.959 millones; el mendocino Alfredo Cornejo, con $ 1.800 millones; y Morales, con $ 1.260 millones.

El ramillete incluye además a los justicialistas Domingo Peppo (Chaco, $ 1.200 millones), Gustavo Bordet (Entre Ríos, $ 900 millones) y Lucía Corpacci (Catamarca, $ 200 millones); a los peronistas Juan Schiaretti (Córdoba, $ 800 millones) y Mario Das Neves (Chubut, $ 250 millones); al socialista santafesino Miguel Lifschitz ($ 600 millones) y al neuquino Omar Gutiérrez (MPN, $ 1.000 M).

Entre los Ejecutivos excluidos de ese grupo se encuentran dos mandatarias patagónicas del Frente para la Victoria, que se ven envueltas en un apremiante escenario de urgencias de cuentas y protestas gremiales: la santacruceña Alicia Kirchner y la fueguina Rosana Bertone.

La exministra de Desarrollo Social denuncia que Macri discrimina financieramente a Santa Cruz por "portación de apellido". Bertone, por su parte, se sinceró días atrás, en medio de una revuelta sindical contra el ajuste previsional que impulsa en la isla. "Insisten en que nosotros debemos afrontar con nuestros recursos el pago de salarios y de jubilaciones", dijo la sucesora de Fabiana Ríos.

En el caso jujeño, el auxilio quedó oficializado ayer, de la mano de un decreto publicado en el Boletín Oficial que llevó la firma del Presidente; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

Allí se argumentó que Jujuy "se ve impedido, en forma transitoria, de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas".

"En función de ello, resulta necesario procurar soluciones inmediatas a las dificultades financieras transitorias por las que atraviesa la provincia", se añadió, además de remarcar que el anticipo "deberá ser reintegrado dentro del mes de su otorgamiento, mediante la retención del producido de los mismos impuestos coparticipados".

"La norma, en tanto, dispone que los montos anticipados devengarán intereses sobre saldos, desde la fecha de su desembolso hasta la de su efectiva devolución, de acuerdo con la tasa y la modalidad que allí se establece", puntualiza el texto oficial.

Dejá tu comentario