Obama activa castigos a Irán. Israel exige "asfixiar ahora"

Edición Impresa

• El régimen aclaró que comenzará «en unos cuantos días» el enriquecimiento de uranio al 20%.
• Endurecen represión

Washington - En una pulseada contrarreloj, Estados Unidos anunció ayer el refuerzo de sus sanciones a Irán, particularmente contra empresas con nexos con los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen teocrático. Mientras las potencias negocian sanciones mayores pese a la reticencia China, Irán anunció que comenzó en fase experimental el enriquecimiento de uranio al 20% -que conduce al país a la bomba nuclear-, y que la producción a gran escala será en «unos cuantos días».

Las medidas se centran sobre todo en filiales de la constructora Jatam al Anbiya, que ya figura en la lista del Departamento del Tesoro de empresas sancionadas, y en el general Rostam Qasemi, que dirige esta sociedad, según el Gobierno de EE.UU.

Jatam al Anbiya está controlada por la Guardia Revolucionaria y se dedica a la construcción de autopistas y túneles y a proyectos de abastecimiento de agua, de agricultura y petrolíferos.

Las sucursales son el Fater Engineering Institute, el Imensazen Consultant Engineers Institute (ICEI), el Makin Institute y el Rahab Institute, según la lista facilitada por Washington. Las sanciones de ayer congelan los activos que estas sociedades tienen en EE.UU. y prohíben a empresas y ciudadanos norteamericanos hacer negocios con las mismas.

El subsecretario para Terrorismo e Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro, Stuart Levey, afirmó que la Guardia Revolucionaria de Irán utiliza compañías como ésta y sus filiales para controlar gran parte de la economía del país persa, «desplazando a empresarios iraníes ordinarios en favor de un selecto grupo de personas que la apoyan». El Departamento del Tesoro indicó que la Guardia Revolucionaria tiene una creciente presencia en los sectores comerciales y financieros del país y amplios intereses económicos en la producción, construcción y la industria petrolera, y controla miles de millones de dólares en negocios.

«Los ingresos de estos negocios los destina a promover todas sus actividades ilícitas, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y su apoyo al terrorismo», alegó EE.UU. El anuncio de la semana pasada del régimen iraní de producción de uranio enriquecido al 20% puso al Gobierno israelí en alerta, dadas las reiteradas amenazas de funcionarios del régimen contra el Estado hebreo.

El primer ministro Benjamín Netanyahu advirtió a un grupo de diplomáticos europeos que Israel no se contentará con sanciones «moderadas o descafeinadas». La reacción «de la comunidad internacional debe basarse en severas sanciones que deben ser aplicadas ahora mismo», aseveró. «Queremos sanciones económicas asfixiantes... y las queremos ahora».

Integrantes del Gobierno israelí han manifestado que no descartan la opción militar, y la decisión tomada por el ultra Mahmud Ahmadineyad, reconocido negacionista del Holocausto, no hace más que acelerar esa hipótesis, ya que el salto a la bomba nuclear podría concretarse en un plazo breve.

Celeridad

«Irán avanza aceleradamente hacia la producción de armas nucleares. Creo que lo que la situación merece es una fuerte e inmediata reacción de la comunidad internacional», indicó Netanyahu.

En ese sentido, el vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, afirmó que «en esta nueva situación, por supuesto que el tema de la elaboración de nuevas sanciones tiene más actualidad», aunque matizó que estas medidas «no resolverán el problema».

Riabkov, que es uno de los principales negociadores rusos para el caso nuclear iraní, afirmó que los países occidentales hacen cuanto pueden para que Rusia apoye la adopción de medidas contra Irán. «Que los países occidentales nos mueven a las sanciones, es un hecho», subrayó.

En ese marco, Irán explicó a inspectores nucleares que comenzará el enriquecimiento de uranio de alto grado dentro de algunos días, dado que los preparativos para hacerlo se están realizando desde el lunes. Teherán anunció el martes que había comenzado a refinar uranio a una pureza de un 20%, pero el memorándum de ayer decía: «Fuimos informados que se esperaba que el complejo comience a producir hasta un 20% dentro de unos cuantos días».

Agencias EFE, Reuters y ANSA

Dejá tu comentario