Obama critica ley de Arizona

Edición Impresa

Washington - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el viernes como «mal encaminada» una ley en el estado de Arizona que criminaliza a los inmigrantes indocumentados y dijo que su Gobierno considera las implicaciones de esa medida acerca de los derechos civiles.

Mientras tanto, cientos de personas se manifestaron ayer en Phoenix, estado de Arizona, contra esta polémica ley, mientras el gobernador de la ciudad, Phil Gordon, advirtió que la nueva normativa pone a niños y ancianos que residen legalmente en el país «en riesgo de ser arrestados».

También, los países que más emigrantes documentados e indocumentados tienen en EE.UU.: Guatemala, Honduras, El Salvador y México, manifestaron sus temores por el efecto discriminador de la nueva norma hacia sus ciudadanos en ese país y la persecución que se puede desatar contra éstos.

Obama habló el viernes en la Casa Blanca durante una ceremonia de naturalización de dos docenas de extranjeros que son miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. «El Gobierno Federal ha estado ausente en el tratamiento de la inmigración y eso ha llevado a tomar iniciativas mal encaminadas que contradicen las nociones básicas de justicia y equidad de nuestra nación», dijo el presidente.

Algunos miembros del Congreso de EE.UU. pidieron la semana pasada a la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, que vete una ley que criminaliza en ese Estado a los inmigrantes indocumentados. La ley en cuestión, denominada SB1070, convierte en un delito menor la presencia ilegal en Arizona y permite que la Policía detenga a individuos si hay «sospecha razonable» de que son indocumentados.

La medida fue aprobada en su versión final en el Senado estatal el lunes pasado. La gobernadora Brewer, según las leyes estatales, tiene cinco días para vetarla o promulgarla.

Agencias EFE y ANSA

Dejá tu comentario