15 de noviembre 2016 - 12:49

Operativo seducción de alcaldes PJ por un acuerdo legislativo

• EMPIEZAN LOS DEBATES PARA APROBAR LA LEY DE LEYES 2017
El endeudamiento para obras públicas, de motivo de rechazo a posible llave para alcanzar consenso.

NEGOCIACIÓN. Alfredo Cornejo busca el aval del PJ para el Presupuesto.
NEGOCIACIÓN. Alfredo Cornejo busca el aval del PJ para el Presupuesto.
El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo (Cambiemos), se reunió ayer con los intendentes, incluidos los del peronismo, en busca de apoyos para la aprobación del Presupuesto provincial, con el reparto de fondos nacionales para un programa social como decorado.

La Cámara de Diputados de Mendoza se encamina a tratar esta semana el Presupuesto del año próximo, y si bien el oficialismo no espera mayores dificultades en las sesiones legislativas, el peronismo tiene reparos en ítems como el endeudamiento y ya propone cambios para ampliar la partida destinada a Ciencia.

El debate parlamentario estaba pautado para la semana pasada, pero la oposición pidió postergarlo aduciendo que entre la designación del juez José Valerio a la Corte provincial y las leyes de Avalúo e Impositiva no habían podido analizar las tablas de gastos. El gobernador Alfredo Cornejo accedió al pedido: "Tengo la paciencia institucional suficiente para que la oposición se saque todas las dudas", dijo.

El endeudamiento previsto es de $3.787 millones y será destinado a la ejecución de obras públicas. En año electoral, los cortes de cinta son un bien preciado y también son vistos como electoralistas, confiaron a este medio desde la gobernación mendocina. Además, desde el círculo del ministro de Hacienda, Martín Kerchner, ven en la jugada algunos signos de revanchismo: el exgobernador Francisco Pérez no contó con Presupuesto en 2015, y el de 2014 se aprobó recién en junio, cuando la UCR autorizó un endeudamiento de $800 millones sobre los $1.500 millones que solicitaba el oficialismo de aquel entonces. Sin embargo, las obras que surgirán de la deuda de 2017 se deberán inaugurar en algún departamento, y es ahí donde los intendentes pasan a jugar su propio partido, cualquiera sea el color de las camisetas.

En este contexto, Cornejo juntó intendentes de distinto signo para barajar y repartir los $15,5 millones que el Ministerio de Trabajo de la Nación destina en Mendoza al programa "Buena cosecha", que busca erradicar el empleo infantil con la creación de centros educativos para menores de 16 años. Estas partidas son administradas directamente por los municipios.

El encuentro sirvió para buscar los acuerdos con el peronismo: los intendentes tiene injerencia en el parlamento provincial y la estrategia ya tuvo éxito en ocasiones anteriores. Y si bien recién hoy darán a conocer un comunicado conjunto, el mandatario municipal de San Martín, Jorge Giménez, dio adelantos del rumbo que podría tomar la declaración: "No queremos poner palos en la rueda. La intención no es obstruir, sino construir", señaló. En el oficialismo también rescataron el buen diálogo con la oposición para llegar a consensos.

Por otra parte, en el tiempo extra concedido por Cornejo para que el peronismo analice el Presupuesto, el diputado provincial Mario Díaz, del Frente para la Victoria, propuso cambios: solicitó una pauta de $100 millones para Ciencia y Técnica. El argumento es la caída del gasto en ese ítem en el Presupuesto nacional. "La comunidad científica se ve dañada en Mendoza, ya que cuenta con programas que se ven reducidos en sus partidas en un 25%. Sentimos cómo el Presupuesto nacional ha afectado a Mendoza", señaló Díaz. En este punto, el oficialismo no pondrá objeciones.

En suma, las diferencias planteadas hasta ahora no impedirían la aprobación del Presupuesto. Como ya ocurrió con las leyes de Avalúo e Impositiva, el peronismo pone reparos a los proyectos pero al final del camino hay acuerdos con el Gobierno, que, además, hace pesar su mayoría en el recinto.

El Presupuesto estipula un crecimiento del PBI de 3% y prevé un dólar a $18 y una inflación de 17%. Los egresos totales son de $66.900 millones, con un aumento del 3% al 8% en partidas destinadas a la obra pública. Asimismo, apunta a una baja del déficit operativo en torno al 80%.

Dejá tu comentario