Oposición busca ahora reorganizar la Policía

Edición Impresa

La oposición al macrismo en la Legislatura porteña logró unificarse para emitir una declaración que le baja el tono a la embestida contra Mauricio Macri, pero redobla sus críticas a la organización de la Policía Metropolitana. En un comunicado, los 33 diputados del antimacrismo (excepto el monobloque de la izquierda) coincidieron en calificar como graves las imputaciones realizadas por la Justicia a Macri como al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, citados a indagatoria en la causa por escuchas.

Los legisladores manifestaron «enérgico repudio a la política de desprecio hacia la Legislatura que, habiendo rechazado las explicaciones del ministro de Seguridad (sobre inocultables violaciones a derechos individuales, surgimiento de redes de complicidad y aparición de eventuales actos de corrupción) en noviembre de 2009, fue desoída».

A la vez, sostuvieron la idea de «abordar una política de seguridad ciudadana que incluya: la revisión de la ley de seguridad» y «la reorganización y el funcionamiento de la Policía Metropolitana».

«Nuestro compromiso es sostener las instituciones de la Ciudad, respetar su desempeño, asegurar la independencia de poderes dejando de lado especulaciones oportunistas y comportamientos que ahonden los graves problemas creados por el propio Poder Ejecutivo»
, concluyeron los diputados de los distintos bloques, entre ellos la Coalición Cívica, Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires, el kirchnerismo, el peronismo y la UCR.

Los legisladores se refirieron de ese modo al impacto que causó la citación del juez Norberto Oyarbide a Macri y a Montenegro, pero a la vez acusan al macrismo de no haber dejado funcionar una comisión para revisar los legajos de los agentes de la Policía Metropolitana que ya se habían desempeñado en la Federal. Al descubrirse complicaciones judiciales, la última purga pasó a disponibilidad a 35 agentes, entre ellos a 14 ex comisarios. Por eso, antes de conocerse las imputaciones de Oyarbide, los legisladores reclamaron la concurrencia del jefe de la Policía, Eugenio Burzaco, y tienen previsto firmar un despacho para interpelar a Montenegro, pero una vez que haya declarado ante la Justicia.

Dejá tu comentario