Otro arrepentido, bastones devueltos y avivada de López se suman al affaire “cuadernos”

Edición Impresa

Otro empresario se anotó en la carrera por la "sortija" del arrepentimiento en el marco de la causa de los cuadernos, aunque deberán esperar que el fiscal Carlos Stornelli lo valide y el juez Claudio Bonadio homologue si aporta más información. Es Francisco Valenti, uno de los primeros detenidos al regreso de un viaje y por el presunto aporte de dinero en bolsos en nombre de IMPSA (Industrias Pescarmona), que figuraba en los relatos del exchofer Oscar Centeno. Estuvo declarando por 8 horas ante Stornelli y solicitó acogerse al beneficio que le podría otorgar la libertad como "imputado colaborador", tal como sucedió con el resto de los hombres de negocios.

En los escritos, aparece señalado por pagos de u$s2,8 millones y cajas de vino en los recorridos que habría efectuado Centeno.

José López -admitido como arrepentido por Bonadio- tentó al destino y previsiblemente solicitó su excarcelación pese a que se le sigue un juicio por haber intentado ocultar casi u$s9 millones en un convento de General Rodríguez. Mantuvo su mutismo sobre esa acusación pero pidió confesar en la causa cuadernos. Con ese argumento solicitó ayer quedar definitivamente libre, más allá de estar ya afuera del pabellón del penal de Ezeiza que ocupaba, por ser "imputado protegido". El Tribunal Oral Federal N°1 no demoró en rechazar ese argumento.

Adicionalmente, Roberto Baratta cumplió su indagatoria por una de las causas relacionadas a Odebrecht (por licitaciones de AySa) y presentó un escrito en el que negó su participación como funcionario en esa obra y pidió que se investiguen comunicaciones que López mantuvo con sus asistentes en los que hacía expresa referencia a la constructora brasileña.

El paso de comedia lo protagonizaron Bonadio y Cristina de Kirchner. El juez ordenó devolver los bastones presidenciales de Cristina y Néstor Kirchner, La decisión fue adoptada luego de que la propia exmandataria cuestionara a Bonadio porque en el allanamiento en su propiedad en El Calafate, las fuerzas policiales también se llevaron los bastones y las bandas presidenciales. Tras la queja, el magistrado dispuso que sean devueltos porque se trata de "objetos personales" que no se relacionan con la causa de los cuadernos. Bonadio consideró que no debían ser secuestrados y ordenó a las fuerzas federales intervinientes en el operativo que los bastones "sean devuelto en El Calafate al abogado de la familia Kirchner que presenció el operativo", indicaron fuentes judiciales.

Mientras tanto, el titular del Archivo General de la Nación Emilio Perina anunció que pedirá la custodia de un presunto manuscrito de José de San Martín a Bernardo de O´Higgins que habría sido hallado en la casa de Cristina para constatar si se trata de un original y si debiera estar en un museo.

Dejá tu comentario