3 de noviembre 2011 - 00:00

Otro gesto: ensayo de un misil en un momento sugestivo

En gran parte del territorio israelí se pudo ver la estela del misil de prueba lanzado ayer por las Fuerzas de Defensa. Crece la tensión con Irán.
En gran parte del territorio israelí se pudo ver la estela del misil de prueba lanzado ayer por las Fuerzas de Defensa. Crece la tensión con Irán.
Jerusalén - Israel probó ayer un misil desde una base militar, dos días después de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, advirtiera que el Estado judío está bajo una «amenaza directa y fuerte» por el programa nuclear de Irán.

El lanzamiento cerca de Tel Aviv, que no fue anunciado con anticipación, coincidió con la aparición de reportes de medios locales sobre supuestos esfuerzos del primer ministro para obtener el apoyo del gabinete a una acción militar contra su enemigo Irán (ver nota aparte).

La oficina de Netanyahu se negó a hacer comentarios sobre los informes, que no tenían fuentes ni fueron confirmados, y que según algunos analistas podrían ser un intento de presionar a las potencias mundiales para que endurezcan sus sanciones.

El Ministerio de Defensa describió el lanzamiento desde la base de Palmachim como una prueba de un sistema de propulsión de cohete, sin ofrecer más detalles.

«Este es un logro tecnológico impresionante y un paso importante en los avances de Israel en materia de misiles y espacio que se planeaba desde hacía mucho tiempo», dijo el ministro de Defensa, Ehud Barak, en un comunicado.

El corresponsal de asuntos militares de Radio Israel, que habitualmente recibe información de las autoridades sobre temas de defensa, dijo que se había lanzado un «misil balístico». El término suele referirse a los misiles de largo alcance que transportan ojivas.

Se sospecha que Israel tiene ese tipo de armas, conocidas como Jerichos, al igual que cohetes Shavit para poner satélites en órbita. También ha actualizado, con ayuda de Estados Unidos, su escudo aéreo Arrow, que usa misiles interceptores para derribar cualquier proyectil entrante por encima de la atmósfera.

El misil voló en un ángulo alto hacia el cielo y su estela de humo se hizo visible en el centro del país, de acuerdo con testigos que informaron a los medios locales sobre el lanzamiento antes de que el ministerio lo anunciara formalmente.

Dan Meridor, ministro de Asuntos Nucleares y de Inteligencia, y miembro del gabinete reducido de ocho miembros de Netanyahu, minimizó la relevancia del lanzamiento en relación con la postura de Israel hacia Irán. «Son dos cosas separadas», dijo a la Radio del Ejército.

Meridor rechazó como «desmesuradas» las discusiones en los medios, desatadas por un reporte publicado en el diario más vendido de Israel, Yedioth Ahronoth, sobre la posibilidad de que Netanyahu y Barak estuvieran planeando en secreto, pese al consejo de sus jefes de seguridad, atacar a Irán.

Otros tres miembros del gabinete reducido denunciaron de forma similar a los medios israelíes. Pero ninguno negó abiertamente las especulaciones, y un ministro, Beny Beguin, acusó a exfuncionarios de Defensa de filtrar información clasificada.

Netanyahu no dio pistas de qué acción podría tomar Israel, aunque en otras oportunidades afirmó que se contemplan todas las opciones para impedir que Irán fabrique armas nucleares. Teherán dice que está enriqueciendo uranio con fines pacíficos.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario