Para Europa, Fondo debe intervenir en negociación con Club de París

Edición Impresa

En la negociación de la Argentina para el pago de su deuda con el Club de París, inevitablemente tendrá que intervenir el Fondo Monetario Internacional. Aunque con diplomacia extrema, así lo dejó en claro la enviada de la Unión Europea (UE) al país, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

La funcionaria lo indicó en los dos encuentros más importantes que tuvo ayer en Buenos Aires, el que por la tarde protagonizó con Cristina de Kirchner y antes con el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana.

La diplomática le aclaró a todos los funcionarios con los que se cruzó ayer, que el endeudamiento con el organismo por u$s 6.700 millones, no formaba parte de su agenda por el país. Sólo tangencialmente, y ante la consulta de Kirchner y Taiana, se refirió sobre el punto aclarando que los estatutos de la UE (y así, del Club de París), son difíciles de modificar porque requieren unanimidad de todos los miembros.

El mensaje es entonces que estados como Italia, Gran Bretaña y Holanda (todos acreedores del país), no votarán la ausencia del Fondo como veedor del acuerdo.

Por otro lado, la Argentina durante el Gobierno de Cristina de Kirchner, nunca había tenido la venia oficial de España, Francia y Alemania, para prescindir del FMI en estas negociaciones, con lo que el tema parece ya una cosa juzgada.

La intención argentina era de conseguir el visto bueno del bloque europeo, para poder discutir así directamente el pago de la deuda con el grupo de países que integran ese organismo, prescindiendo de la necesidad de un monitoreo de las cuentas públicas de parte del Fondo.

Esa posibilidad, aclaraban ayer fuentes de la UE, no se encuadra en el estatuto de formación del Club de París, y sólo con una modificación se podría avanzar en la idea de la Argentina. Para ello, debería haber consenso entre todos los estados miembro, incluyendo a Estados Unidos y Japón, además de los europeos.

Cancelación condicionada

La Argentina había ya propuesto, en setiembre de 2008, cancelar esta deuda con un pago único. La Presidente hizo el anuncio entonces: «He firmado un decreto por el que instruyo al ministro de Economía (Carlos Fernández) a que utilice las reservas del Banco Central para cancelar la deuda del Club de París», dijo y mencionó que el monto a pagar sería de u$s 6.706 millones.

La idea en esos días era la de alejar la posibilidad de un eventual default y como condición se puso la no intervención del FMI. La negativa desde la UE a avanzar en este tema sin el Fondo y la agudización de la crisis financiera internacional hicieron archivar el proyecto.

Más allá de esta novedad, la gira de Ferrero-Waldner sirvió para otros dos tema de interés europeo. El primero es el posible nombramiento de la diplomática de origen austríaco para que presida en el futuro la Unesco, para lo que necesitaría votos de países en desarrollo como la Argentina. De hecho, Ferrero-Waldner llegó a Buenos Aires después de visitar México y Brasil. Además la enviada continuó con su gestión para que el país adopte el sistema de TV digital europeo.

UE-Mercosur

Antes, durante una conferencia de prensa, la visitante había hablado de otros temas. La comisaria declaró que es un «buen momento», para que la UE y el Mercosur reanuden sus estancadas negociaciones. La diplomática señaló que «no falta tanto» para que ambos bloques alcancen un acuerdo, pero dijo que «lo que falta es muy importante», sin precisar detalles. «No vamos a reformular objetivos, pero hay que ver hacia dónde se puede aterrizar», sostuvo.

Luego volvería sobre el tema ante Cristina de Kirchner, cuando la enviada mencionó la necesidad de retomar las negociaciones iniciadas en 1999 con el Mercosur por un Acuerdo de Asociación Política y Comercial, que ha encontrado sus principales escollos en materia de comercio de bienes agrícolas e industriales. Ferrero-Waldner le mencionó a la jefa de Estado que la UE es el principal socio comercial del Mercosur y su primer destino de inversiones.

C.B.

Dejá tu comentario