Para Volkswagen, en 2019 habrá menos descuentos en los 0 km

Edición Impresa

LO ADELANTÓ MARTÍN MASSIMINO, GERENTE GENERAL DE LA MARCA ALEMANA - Los altos stocks por la caída de las ventas obligaron a las automotrices a profundizar bonificaciones. Las firmas estiman que en dos meses se operará con volúmenes normales y trabajarán a

Con la abrupta caída del mercado en los últimos meses, las automotrices duplicaron los niveles de stocks respecto a épocas normales. Eso provocó que se profundizaran las políticas de incentivos de todas las marcas para atraer consumidores y poder reducir los volúmenes. Los descuentos varían según cada empresa pero, en muchos casos, superan el 20% sobre el precio de lista. Con esta política, se logró bajar parte de las unidades en la red de concesionarias y depósitos fabriles. Se estima que hacia fin de año se alcanzará el equilibrio. Es por eso que ya se vislumbra un 2019 menos atractivo para los clientes por la reducción de las bonificaciones lo que significará comenzar a pagar el precio pleno. Así lo confirmó a Ámbito Financiero Martín Massimino, gerente general de Volkswagen.

"El año que viene será un mercado con menos bonificaciones. Estas son herramientas que forman parte de la estrategia de venta de la marca para comunicar algún producto en cada uno de los meses. Este año tuvo que ver también con la necesidad de reducir stocks. Cuando esos stocks se normalicen, en los próximos meses, hará que el año próximo se produzca una disminución de las bonificaciones de todo el mercado", señaló.

Es un dato clave para los consumidores. Significa que a partir del 2019 tendrán que pagar con "aumento" los 0 km al eliminarse las promociones. Dicho de otra manera, quedan dos o tres meses para aprovechar los descuentos. "Los niveles de stock, a partir de la última devaluación que fue hace un mes y medio, siguen estando adaptados a otro nivel de industria. En las últimas semanas hemos acomodado la producción a este nuevo contexto. Esperamos llegar a fin de año con un stock ideal", agregó Massimino.

Si bien este año el mercado se ubicará entre 750.000 y 770.000 unidades, según estimaciones del directivo, para el próximo, todos los cálculos pronostican un volumen cercano a las 600.000. En 2017 se había comercializado 900.000. Esta brusca caída implica también que las empresas, al dejar de bonificar las operaciones, buscarán sacrificar volúmenes pero ganar en rentabilidad. Es por eso, que las ventajas para los consumidores irán desapareciendo.

"Normalmente tenemos dos meses de stock en nuestra red de concesionarios y un mes más en la planta. Hoy tenemos alrededor de 4 meses y medio en total. Estamos haciendo los ajustes para llegar a bajar un mes de stock en el transcurso de lo que queda del año" señaló el ejecutivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario