7 de diciembre 2012 - 00:00

Perú se promociona como destino para aventureros

Trekking por el Camino del Inca, tradicional circuito que une a la ciudad de Cuzco con la ciudadela sagrada de Machu Picchu (arriba). Perú es también un destino ideal para los ciclistas (izquierda).
Trekking por el Camino del Inca, tradicional circuito que une a la ciudad de Cuzco con la ciudadela sagrada de Machu Picchu (arriba). Perú es también un destino ideal para los ciclistas (izquierda).
El mar y los desiertos convierten a Perú en uno de los países líderes de la región en el segmento de turismo aventura. De acuerdo con un estudio del perfil del turista realizado por PromPerú, de cada 100 visitantes que llegan al país, la mitad practican algún deporte de aventura.

PARAPENTE EN LA COSTA VERDE

Acompañando el litoral sur limeño, desde El Callao hasta Chorrillos; la Costa Verde se caracteriza por ser la única vía rápida que se encuentra debajo del barranco y adyacente a la orilla del océano Pacífico. Sin duda alguna, la práctica de la experiencia de turismo vivencial que significa el parapente se ha vuelto uno de los principales atractivos en esta región de Miraflores.

PARAÍSO DE AVENTURA 4X4

Si un aficionado a la aventura 4x4 pensara en diseñar un circuito de offroad que contenga todos los tipos de terrenos posibles, el resultado sería algo muy parecido a la geografía peruana. Son poseedores de territorios sumamente variados esparcidos en un área muy grande en la que se encuentran inmensos desiertos costeros con espectaculares formaciones de arena y dunas con cientos de kilómetros de playas sin accesos definidos.

CICLISMO POR RUTAS DEL PASADO

Antiguas vías incas y preincas, sitios arqueológicos, pintorescos pueblos y el paso por diferentes pisos ecológicos en pocas horas, son el atractivo de recorrer Perú en bicicleta. Desde Olleros (sur de Lima) se inicia un descenso de 3.600 metros en solamente 70 kilómetros de recorrido.

Los miles de adeptos a este deporte transitan con sus bicicletas cuanta quebrada y camino de herradura existe a lo largo de esta geografía.

CANOTAJE Y KAYAK POR CAÑONES PROFUNDOS

Los Andes peruanos y sus profundos cañones convierten a Perú en un escenario magnífico para el canotaje. Los ríos de mayor renombre son el Apurímac, el Cotahuasi, en Arequipa y el Tambopata, en la selva. El lago más alto del mundo, el Titicaca, es la mejor elección para el kayak. Además, este escenario cuenta con más de una docena de ríos que superan los 600 kilómetros de longitud. Tan sólo los cinco ríos más largos totalizan cerca de 7.000 km de recorrido dentro del país.

SURF: OLAS TODO EL AÑO

La costa peruana recibe un oleaje permanente durante todo el año. En el norte, las mejores playas para el surf son Cabo Blanco, Lobitos, Chicama -con la ola izquierda más larga del mundo-, Huanchaco, Pacasmayo y Los Órganos.

Es en el Antiguo Perú y no en la Polinesia ni en las islas del Pacífico Sur donde se han encontrado las primeras evidencias de hombres cabalgando sobre las olas con ayuda de aditamentos artificiales, como lo atestiguan los textiles y cerámicos de varias culturas prehispánicas. Dicha práctica, con más de 4.000 a 5.000 años de antigüedad en Perú, continúa siendo empleada por los pescadores de las caletas norteñas de Huanchaco, Santa Rosa y Pimentel, en los departamentos de La Libertad y Lambayeque, quienes ingresan al mar sobre balsas de fibras vegetales de totora en procura de la pesca diaria. Las olas peruanas son hoy ampliamente conocidas alrededor del mundo y algunos de sus mejores ejemplares forman parte del tour mundial de este deporte.

Dejá tu comentario