Petrobras: cauto respaldo del Bovespa al balance

Edición Impresa

  San Pablo - Al cabo de una rueda muy volátil, los inversores de la Bolsa de San Pablo terminaron ayer por dar un respaldo cauteloso al balance dado a conocer el lunes a la noche por Petrobras, que arrojó pérdidas por u$s 7.174 millones el año pasado, u$s 2.000 millones atribuibles directamente al escándalo de corrupción que sacude a la compañía.

Si bien las acciones de la petrolera controlada por el Estado comenzaron la jornada con un retroceso del 10%, terminaron, tras mostrar fuertes oscilaciones, en terreno mixto. Las acciones ordinarias cerraron con una suba del 5,63%, mientras que las preferenciales cayeron un 1,52%, recortando con fuerza el retroceso inicial.

Según analistas, esto se explica por el hecho de que mientras las primeras dan derecho de voto, las segundas tienen preferencia para la distribución de dividendos. Así, quedó reflejada la confirmación de que la empresa no pagará dividendos a los accionistas.

Sin embargo, se resaltó que la suba mencionada incrementó en un solo día en 4.460 millones de reales (u$s 1.485 millones) la capitalización bursátil de la compañía más emblemática de Brasil, hasta un nivel de 177.000 millones (u$s 59.000 millones).

"Considerando que PricewaterhouseCoopers auditó los resultados, la percepción del mercado es que ya no quedan más sorpresas", opinó Frederico Mesnik, de la firma de inversión Humaita, en San Pablo.

En tanto, según consignó O Globo en su sitio web, los analistas Luiz Carvalho y Felipe Gouveia, del HSBC, destacaron que la presentación del balance despeja los temores de que los acreedores exigieran la aceleración del pago de deudas.

El mejor clima se extendió al resto del mercado. El real se apreció y perforó por primera vez desde el 4 de marzo el nivel de 3 unidades por dólar, finalizando a 2,9816. La Bolsa paulista, en tanto, culminó la jornada con un alza del 1,95%.

En la apertura, "el mercado reaccionó negativamente. Abrió con una caída muy fuerte, pero los precios de las acciones empezaron a recuperarse, reflejando un crédito, una confianza de los inversores en que los anuncios que (el presidente de Petrobras, Aldemir) Bendine haga en los próximos días van a ayudar a la empresa", dijo Alex Agostini, economista de la consultora Austin Rating.

La necesidad de claridad sobre los planes de mediano y largo plazo de la petrolera, que en un mes dará a conocer su reformado plan de inversiones para los próximos cinco años, fue un tema coincidente entre los analistas.

"Tal vez no sea el mejor día para evaluar si el balance gustó o no gustó. Ahora lo que el mercado quiere ver es el futuro. ¿Cómo va a conseguir estabilizarse la empresa?", señaló André Perfeito, economista jefe de Gradual Investimentos.

Los proyectos de la empresa fueron abordados por inversores durante una conferencia telefónica realizada por Petrobras en la mañana. Ante una consulta sobre el alto nivel de endeudamiento -otro de los temas más espinosos de la agenda de la estatal-, la firma dijo que "las otras grandes compañías no tienen las mismas oportunidades de inversión que tiene Petrobras".

Petrobras trazó el mayor plan de inversión empresarial del mundo con la meta de explotar los yacimientos petroleros del presal, situados a unos 6 kilómetros bajo el suelo marino, y durante la conferencia, la firma señaló que había tenido el mejor desempeño productivo de todas las principales operadoras globales entre 2006 y 2014.

"Ahora tiene que anunciar cuáles son los próximos pasos para volver a poner la empresa en la ruta del crecimiento económico, del crecimiento financiero", dijo Agostini, condensando un pensamiento común entre los especialistas.

Durante el anuncio de los resultados de 2014, que contaron con la auditoría de PricewaterhouseCoopers (PwC), Petrobras dio cuenta de su primer balance en rojo desde 1991, en gran parte debido al impacto de la red de corrupción, sobreprecios y sobornos que se montó dentro de la compañía durante una década. Esto derrumbó la imagen de Dilma Rousseff al 13%.

El balance fue catalogado como "conservador" por Bendine, que alertó que las cifras pueden ser revisadas a la baja si surgen indicios de más robos en las investigaciones en curso.

Petrobras aplazó dos veces la publicación de sus resultados financieros del tercer trimestre de 2014, prevista inicialmente para noviembre, porque PwC se negó a firmar el balance debido al megaescándalo de corrupción.

Las acciones se derrumbaron en esos meses a unos 8 reales. En el último mes recuperaron casi un 60% de su valor.

Agencias AFP, Brasil247, Reuters y EFE, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario