15 de junio 2011 - 00:00

Por cenizas, turistas buscan ya nuevos destinos invernales

El centro de Villa La Angostura cubierto por las cenizas. Junto con Bariloche es uno de los lugares más afectados por la erupción del volcán.
El centro de Villa La Angostura cubierto por las cenizas. Junto con Bariloche es uno de los lugares más afectados por la erupción del volcán.
«Es un desastre», «un golpe económico fuertísimo», «está todo muerto» y «está todo parado» son las frases que se escuchan en el sector turístico cuando se consulta sobre las perspectivas de la temporada invernal. Las cenizas del volcán Puyehue ya han provocado grandes pérdidas y en el horizonte sólo se vislumbra incertidumbre. Junio, aseguran, ya está dado como perdido y para julio no se espera una importante mejora. Sin embargo, otras zonas del país se verán beneficiadas al recibir a los viajeros que suelen ir a la Patagonia, como los destinos termales, el norte y otros centros de esquí. Por otro lado, no se desestiman destinos como Brasil.

El cierre del aeropuerto de Bariloche afecta directamente a Villa La Angostura porque no permite la llegada de turistas. Inclusive, si cesa la actividad del volcán, el período de limpieza será largo y tedioso. «En junio se canceló todo, julio se ve complicado, tenemos reservas que no fueron canceladas, pero no sabemos qué va a pasar, dependemos un 100% de Bariloche porque tampoco se llega por vía terrestre...», explicó Matías Delfino, gerente general del hotel y spa Las Balsas.

Al respecto, Marta Pinto, de Barceló Viajes, aclaró que «está todo parado, nadie saca un pasaje, nadie vende nada y sólo siguen vigentes los que viajan a Europa en julio y agosto. Hasta Brasil paró todo. Es un desastre. En Villa La Angostura cancelaron eventos y cerraron hoteles».

Mercedes, una agente de viajes de Villa La Angostura, describió la situación: «Está todo muerto, no hay trabajo, no se sabe nada. Junio se perdió todo y encima no nevó todavía. Recibimos cero llamadas y los que ya habían reservado piden que se les devuelva la plata. Encima las cenizas generan cortocircuitos y afectan la respiración».

En el caso de Bariloche, muchos hoteles han cerrado momentáneamente o mantienen una guardia mínima, ya que varios turistas cancelaron sus reservas de junio. Esto afecta a la ciudad, principalmente, porque el próximo fin de semana largo iba a comenzar la temporada de esquí. El cerro Catedral ya confirmó que si nieva suficiente pondrá en funcionamiento sus pistas. A esto se suma que la principal empresa operadora de turistas brasileños, CVC, postergó el ingresó de sus pasajeros a la ciudad hasta el 7 de julio.

Por su parte, otros centros de ski que no fueron afectados por cenizas volcánicas, como por ejemplo Esquel, en la cordillera chubutense, y Las Leñas, en Mendoza, aseguraron que han recibido consultas de turistas que históricamente pasaban sus vacaciones de invierno en Bariloche y San Martín de los Andes. «Acá para julio tenemos todo completo porque es el único cerro que confirmó que abrirá en la cordillera. Tenemos reservas de gente que iba todos los años a Neuquén y Río Negro», afirmó Macarena, de Las Bayas Hotel, en Esquel.

Similar es la situación de Las Leñas, donde hubo muchas consultas de viajeros de las zonas afectadas por cenizas, pero aún esperan que comiencen las nevadas fuertes que este año se han retrasado en la zona.

La Subsecretaría de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut declaró ayer que pospondrán la apertura de la temporada una semana -al 25 de junio- por el cierre de los aeropuertos, pero que en caso de que no abran, aumentará la «conectividad terrestre. Las condiciones son excepcionales», dijo la subsecretaria, Florencia Papaiani.

Desde la Asociación de Agentes de Viajes de Buenos Aires (AVIABUE), su presidente, Fabricio Di Giambattista, sostuvo que actualmente la mayor parte del trabajo de los agentes se está basando en reacomodar a los pasajeros, cuyos vuelos se cancelan: «Hoy se usa la vía terrestre por ejemplo para ir a Córdoba, donde tampoco opera el aeropuerto. Debemos modificar las operaciones y quienes viajan a la Patagonia lo pueden hacer solo en bus».

Al respecto, Gustavo Markier, gerente de comunicaciones de Plataforma 10, aseveró que no se agregaron micros pero que sí hubo un incremento de ventas de pasajes en bus. «Hubo una baja del turismo aéreo y una parte de los viajeros reemplazó aviones por ómnibus, principalmente los que necesitan viajar», agregó.

«En el caso de los viajes de egresados se están manteniendo las reservas; en caso de que no puedan viajar se devuelve la plata», detalló Di Giambattista, quién agregó que se están tomando reservas de los que les gusta la nieve bajo la modalidad de ver la situación día a día y devolver el dinero en caso de que no mejore. «Se vienen reservando otros destinos, como el Caribe, EE.UU. y Europa pero el que quiere esquiar en el sur va a esperar unos días porque aún falta un mes para la temporada», finalizó.

Dejá tu comentario