Presión sobre Vidal: otra semana de paros

Edición Impresa

  Buenos Aires - La gobernadora macrista María Eugenia Vidal se topará esta semana con una nueva andanada de paros con consignas salariales, a partir de la huelga de 48 horas que desplegarán desde hoy los estatales nucleados en ATE y los trabajadores de la salud de los 78 hospitales públicos (aglutinados en la CICOP), y la de -al menos- 24 horas que activarán los judiciales.

La mandataria de Cambiemos logró cerrar un acuerdo con los docentes en la antesala del comienzo de clases del pasado 29 de febrero, a partir de un incremento del 34,6% en dos tramos, que incluye una asistencia federal bajo el formato del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID).

En rigor, el incremento para ese sector con fondos provinciales fue del 25%, en línea con la pauta de inflación anual blandida desde la Casa Rosada.

Días después el Ejecutivo local también selló un entendimiento con buena parte de los estatales -con epicentro en UPCN y en Fegeppba-, que le aceptaron un aumento del 15% en marzo con renegociación a mitad de año, en función de la evolución de los precios .

Pero ese escenario no se replicó en el resto del arco de la administración pública, y repercutirá hoy con la nueva triple medida de fuerza, que amenaza con complicar la prestación de servicios clave en la provincia.

En este marco, ayer el Gobierno de Vidal propuso a la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) un aumento del 25,5% en tres cuotas para todo el año.

Pero el sindicato rechazó la oferta por insuficiente y convocó a un paro para hoy, además de una movilización a la Ciudad de Buenos Aires junto con otros sindicatos estatales (en el marco de la protesta nacional de la CTA-Autónoma).

La propuesta contempló una suba salarial del 3% en enero; del 9% en febrero y del 9,5% en julio, además del ajuste de un ítem que perciben los judiciales, denominado bonificación especial o compensación funcional, según el cargo. En este caso, en enero ese componente subiría del 38 al 40%; en febrero, del 40 al 41% y en julio, del 41 al 42%. Sin embargo la AJB rechazó en la mesa de negociación la oferta y ratificó el paro y movilización de hoy, y el despliegue de asambleas mañana para definir la continuidad del conflicto.

"Lamentamos que la propuesta del Ejecutivo esté muy lejos de las necesidades de los trabajadores judiciales, a la vez que desde la representación del Estado se dejan afuera de la discusión temas centrales para nuestro gremio", sostuvo tras el encuentro el secretario General de la AJB, Pablo Abramovich.

Dejá tu comentario