Presupuesto activa “diván” de Frigerio para blindar la ley

Edición Impresa

El ministro del Interior recibió ayer en la Rosada a los peronistas Adolfo Rodríguez Saá y Dalmacio Mera. El Gobierno también acaricia el apoyo de los legisladores fueguinos. Pichetto banca presión para mantener aliados.

Un peronista "free lance", Adolfo Rodríguez Saá, y un justicialista "pichettista", Dalmacio Mera, pasaron ayer por el despacho de Rogelio Frigerio en la Casa Rosada donde se negocia voto a voto la conversión en ley del Presupuesto 2019 de cara a la sesión de mañana en el Senado. No fueron los únicos. También los aliados Eduardo Costa (UCR) y Miriam Boyadjian (Movimiento Popular Fueguino) estuvieron en las oficinas del Ministerio del Interior y Obras Públicas. Se acercan las Fiestas y el Poder Ejecutivo Nacional se ocupa de adornar las demandas de propios y ajenos para garantizar la votación en la Cámara alta.

El funcionario nacional hace un trabajo casi de terapia política. Sienta a los senadores y gobernadores en su despacho para escuchar quejas y problemas, políticos y financieros. El costo que paga el Gobierno nacional no es sólo metálico, como los 100 millones de pesos que debió girar a Tierra del Fuego a pedido de la peronista Rosana Bertone para habilitar los votos del fin del mundo del randazzista Julio Catalán Magni y de José Anatolio Ojeda. Miguel Pichetto, jefe de los senadores del Peronismo Federal, enfrenta un rebelión interna que amenaza con fracturar su bloque. Se trata del principal interlocutor del PJ con la Casa Rosada. Casi un gestor del cogobierno legislativo con las provincias. En la sede del Poder Ejecutivo Nacional un funcionario que trabaja a metros del despacho presidencial admite: "A Miguel no le podemos pedir más. Es candidato presidencial y está en campaña. Ya hizo un milagro para que su bancada llegue entera a fin de año".

A los 25 senadores de Cambiemos, Pichetto debe sumarle una docena de peronistas. El esfuerzo lo harán los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan) y se presume que Bertone. En la reunión del lunes pasado con Frigerio y Federico Pinedo, la fueguina avisó que si no cumplen sus demandas de fondos antes del miércoles no acompañarán el Presupuesto. La Casa Rosada ya cumplió en parte. De los 150 millones de pesos reclamados en concepto de obra pública, se depositaron 150. También se eliminaron cuatro posiciones arancelarias que afectaban la producción de TV y celulares. Pero sigue en debate el decreto 751 que le quita beneficio impositivos al desarrollo de industrias hidrocarburíferas.

El caso de los senadores por San Luis, Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo también abre interrogantes. En la Cámara baja, los diputados puntanos habilitaron el quórum para destrabar la aprobación del Presupuesto. Ayer, mientras el gobernador Alberto Rodríguez Saá agitaba desde su provincia el voto en contra, su hermano se reunía a solas con Frigerio en la Rosada.

Así a los 25 votos propios, Cambiemos sumará al menos una decena del interbloque Argentina Federal (PJ y aliados), empezando por el propio Pichetto, y siguiendo por los del salteño Rodolfo Urtubey, el entrerriano Pedro Guastavino, el cordobés Carlos Caserio y el correntino Carlos "Camau" Espínola, quienes firmaron el dictamen el martes pasado. Están confirmados también los apoyos del catamarqueño Dalmacio Mera, de la entrerriana Sigrid Kunath y de los sanjuaninos Cristina del Carmen López Valverde y José Rubén Uñac.

También se expresaría por la positiva la catamarqueña Inés Blas, mientras que el expresidente Carlos Menem (La Rioja) también aportará con su voto, siempre y cuando esté presente en la votación. El resto de los votos para superar la barrera de los 40 surgirán del interbloque Parlamentario Federal: el santafesino Carlos Reutemann, el salteño Juan Carlos Romero (firmó el dictamen) y su coprovinciana María Cristina del Valle Fiore Viñuales votarán a favor, mientras que se mantiene la incógnita respecto de qué harán los restantes dos integrantes de ese interbloque, los neuquinos del MPN Lucila Crexell y Guillermo Pereyra.

También se descuenta que los misioneros Maurice Closs y Magdalena Solari votarán en sintonía con Cambiemos, ya que en Diputados esa fuerza política apoyó el Presupuesto de manera unánime. En el caso de Argentina Federal, se rebelarán a Pichetto y votarán en contra los formoseños José Mayans y María Teresa González, el santafesino Omar Perotti, el chaqueño Eduardo Aguilar, los chubutenses Mario Pais y Alfredo Luenzo, los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin y los pampeanos Norma Durango y Daniel Lovera.

Dejá tu comentario