“Proyecto X”: juez en helicóptero irá a inspeccionar Campo de Mayo

Edición Impresa

El juez federal Norberto Oyarbide realizará este viernes una inspección ocular en Campo de Mayo, a bordo de un helicóptero, como parte de las investigaciones por presunto espionaje interno bajo el programa «Proyecto X», de la Gendarmería Nacional. El magistrado dispuso la medida a pedido del fiscal Gerardo Pollicita. Lo hará luego de que fracasara su intento por desprenderse de una parte del expediente que, a juicio del fiscal, es sustancial.

En la causa, personal de la Gendarmería había señalado instalaciones de Campo de Mayo como sede de una base de datos en la cual, de acuerdo con la denuncia original, podría haber informes sobre activistas no autorizados por la Justicia. Se trata, según Pollicita, del Centro de Reunión de Información e Inteligencia de la Gendarmería. Aunque sean espacios administrados en mayor medida por el Ejército, la fuerza de seguridad mantiene instalaciones propias en esos predios.

En junio, como informó este diario, Oyarbide se había excusado de intervenir en la parte de la causa que señalaba los predios de Campo de Mayo. El argumento del juez era entonces que no tenía jurisdicción para investigar esos espacios y que ese segmento de la causa debía ser derivado a la Justicia de San Martín. El fiscal apeló esa resolución y la Cámara Federal terminó por darle la razón, por lo cual el magistrado decidió seguir adelante con las medidas de prueba que le habían sido sugeridas.

Mientras tanto, se aguardan los resultados de las pericias que el juez pidió sobre otras dos bases de datos, una de ellas que refiere particularmente al denominado «Proyecto X».

La causa fue iniciada a instancias de una denuncia de partidos de izquierda y organizaciones de derechos humanos sobre la base de filmaciones de personal de la Gendarmería que presuntamente recababa datos entre los participantes de manifestaciones.

Oyarbide le comunicó esta semana al fiscal de su intención de llevar a cabo la inspección ocular a bordo de un helicóptero. Pollicita no participará de la medida. El fiscal sospecha que es en Campo de Mayo donde se encuentra la base de datos bajo sospecha, y que se trata de información ordenada en fichas. De confirmarse esa tesis, el fiscal le pedirá al juez digitalizarla para analizarla y establecer si, como señala la denuncia, la Gendarmería no contaba con autorización para recogerla.

A partir del intento de excusación de Oyarbide, la causa, que arrancó en la Justicia federal en febrero último, había permanecido en un letargo a la espera de la definición por parte de la Cámara Federal.

Dejá tu comentario