Quilmes consiguió una victoria clave

Edición Impresa

Quilmes logró un triunfo fundamental para intentar mantener la categoría y lo hizo a cuatro días de jugar con Independiente, su rival directo, en lo que Américo Gallego denominó "la final del mundo".

El equipo de Omar De Felippe supo aprovechar las dimensiones de la cancha de Argentinos Juniors y con dos remates de afuera del área sacó una ventaja que después pudo defender, incluso con diez hombres, luego de la justa expulsión de Juan Manuel Cobo. En un partido trabado y con pocas situaciones de gol, el partido se abrió con un remate de emboquillada de 30 metros de "Chirola" Romero, que agarró mal parado al arquero Luis Ojeda y después Quilmes lo supo llevar con el manejo de Elizari y Cobo.

El segundo gol fue espectacular, porque Wilfredo Olivera remató desde 42 metros y sacó un "misil" que dejó sin chances a Ojeda.

Después reaccionó Argentinos Juniors, que abusó del juego aéreo, pero consiguió descontar por esa vía gracias al ex Racing, Matías Martínez. Llegó la expulsión de Cobo por una violenta falta de atrás a Juan Ramírez y Argentinos Juniors vio la oportunidad de cambiar las cosas y De Sarasqueta puso a Leandro Barrera por Pablo Bárzola, para jugarse con todo al ataque, mientras que De Felippe armaba una línea de cinco defensores con la entrada de Serrano, para defender la victoria.

Pero llegó una falta a Menéndez en la puerta del área y el tiro libre pateado con mucha calidad por Jacobo Mansilla dejó sin chance a Ojeda y Quilmes se llevó tres puntos, que pueden valer seguir otro año en Primera División.

Dejá tu comentario