Reclamó Bernanke que no se recorte poder a la Fed

Edición Impresa

Washington - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, defendió ayer su gestión al mando del banco central ante un Senado crítico, que analiza la posibilidad de quitar a la institución sus poderes para regular los mercados financieros.

Durante una audiencia sobre su nominación para un segundo período en el cargo, Bernanke admitió ciertos errores en la supervisión al sistema financiero, pero dijo que mantener la regulación en manos de expertos era crucial para el rol de la Fed como ente rector de la estabilidad financiera.

«Para poder ser un prestamista de último recurso, para saber cómo responder a una crisis o a una amenaza de crisis, necesitamos tener la experiencia, la información y la autoridad asociada a un supervisor bancario», dijo Bernanke a la Comisión de Bancos del Senado.

La tarea de poner nuevamente en marcha la economía estadounidense está «lejos de haberse cumplido» y el desempleo todavía es demasiado elevado, admitió al inicio de la audiencia. Sin embargo, «por graves que hayan sido los efectos de la crisis, el resultado» para Estados Unidos «podría haber sido mucho peor sin las medidas tomadas por el Congreso, el Tesoro, la Reserva Federal» y otros organismos reguladores, declaró Bernanke. Sostuvo que la economía de Estados Unidos está saliendo de la recesión iniciada hace dos años, y señaló que la Fed está lista para concluir de manera oportuna su extraordinaria política monetaria, que ha tenido la tasa de interés de referencia entre el 0% y el 0,25% desde hace un año.

Adelantándose a las críticas esperables por parte de numerosos miembros del Comité, el jefe de la Fed afirmó que ésta no es una filial de Wall Street o del Gobierno. «La estructura de la Fed garantiza que (estemos informados) no solamente a través de Washington o de Wall Street, sino también por el conjunto de los estadounidenses», dijo.

A continuación las principales definiciones de Bernanke. 

  • «Tan graves como han sido los efectos de la crisis, el resultado podría haber sido mucho peor. Hemos jugado un papel central en los esfuerzos para calmar las turbulencias financieras». 

  • «Estuvimos lentos en cuanto a la protección de los consumidores», «debimos exigir más» de los bancos, «no preví una crisis de esta magnitud».

  • Las bajas tasas de interés en Estados Unidos no están ayudando a generar especulación en el exterior y dando paso a la formación de eventuales burbujas de activos. Si otros países temen que ese escenario fuera cierto, era su problema. «No es responsabilidad de Estados Unidos asegurar que no haya desalineamientos en cada economía del mundo». 


  • «Pienso que necesita entenderse que la política monetaria de Estados Unidos apunta a resolver tanto los asuntos económicos como financieros del país».
  • Dejá tu comentario