28 de junio 2013 - 00:00

Recorriendo caminos en Villa de Merlo

Villa de Merlo es el lugar elegido por turistas que llegan en busca de la aventura.
Villa de Merlo es el lugar elegido por turistas que llegan en busca de la aventura.
Si bien San Luis tiene atractivos para disfrutar los 365 días del año, el invierno se presenta como el tiempo propicio para conocer algunos destinos de la provincia. Villa de Merlo es uno de ellos. Cada año más gente se acerca hasta esta pequeña localidad que poco a poco va encontrando la infraestructura y los servicios necesarios para recibir a los visitantes.

Sitios de interés

La Avenida del Sol es la principal arteria de la villa. En su largo recorrido (unos 2.000 metros hacia el este) hay confiterías, restoranes y múltiples opciones de alojamiento sobre la avenida misma o a escasos metros de ella. Si desde la esquina de Avenida del Sol y Avenida del Deporte se toma en sentido norte, al cabo de tres cuadras se encuentra el Centro Recreativo Municipal (Av. del Deporte y El Ciprés). Verdadero ejemplo de trabajo comunal, fue levantado a fines de la década del 60 y cuenta con pileta para adultos, pileta para niños, sanitarios y confitería.

Retornando a la Av. del Sol está la Sala Museo Palmira Scrossoppi (Av. del Sol 872). La casona perteneció a la artista plástica Palmira Scrossoppi de Contursi, quien la habitó hasta su muerte, donándola posteriormente a la comunidad merlina para fines culturales. Se exponen obras de su autoría y muestras rotativas de otros artistas plásticos locales y foráneos. Girando a la izquierda y luego de recorrer 100 metros se gira hacia la derecha, y tomando la Avenida de los Césares comienza el barrio «El Rincón».

Tomando Av. de los Césares, y luego de transitar unas cuatro cuadras (en subida) y sobre mano derecha se encuentra el Santuario de la Medalla Milagrosa (Av. de los Césares y calle Los Nogales). Pequeña pero encantadora capilla construida gracias al empuje y la fe de vecinos de la zona, guarda una reliquia corporal de Santa Catalina Labouré, única en América Latina, y posee paredes decoradas con frescos. A un costado del edificio puede visitarse el Jardín de María. Cuando la Avenida de los Césares se bifurca, y continuando por el camino de la izquierda, se pasa por debajo del arco de bienvenida a Rincón del Este, zona residencial al pie de las sierras.

Cien metros más adelante, sobre mano derecha, se encuentra el Museo Kurteff (Av. de los Césares 2370): único por su característica en la Argentina y en el mundo, exhibe obras en metaloplástica del artista Jorge Kurteff.

Andando la última cuadra que conduce hasta el Mirador, y continuando por el pavimento, se llega a la intersección con Ruta Provincial Nº 5. Hacia la izquierda aparece un sinuoso camino de singular belleza.

Más adelante se llega al arroyo El Molino, del Rincón o de la Estancia. Tras vadearlo, se ingresa -por la calle de tierra- a la Reserva Municipal Manejada. Una buena opción desde este lugar es realizar el trekking al Salto del Tabaquillo, una cascada de 17 metros de altura a la que se accede acompañado con guía baqueano habilitado y luego de caminar una hora y media o dos (la excursión tiene una duración aproximada de 3 a 4 horas entre ascenso y descenso).

Dejá tu comentario