Recrudece ola de terror en Rusia: 12 muertos

Edición Impresa

Moscú - Dos nuevos atentados suicidas en Rusia causaron ayer doce muertos, entre ellos, nueve policías, en el sur del país, mientras continúa la investigación de los ataques terroristas del lunes en el subterráneo de Moscú, que se cobraron 39 vidas.

«Todos son eslabones de la misma cadena y una manifestación de la actividad terrorista que en los últimos tiempos nuevamente se hace sentir en el Cáucaso norte, contra la que luchamos y seguiremos luchando», declaró el presidente Dmitri Medvédev, durante una sesión del Consejo de Seguridad.

Afirmó, además, que «el objetivo de los terroristas es desestabilizar la situación en el país, destruir la sociedad civil y sembrar el miedo y el pánico entre la población».

«Pero no lo permitiremos», aseveró Medvédev, que declaró el lunes una «guerra sin cuartel» contra los terroristas autores de las explosiones en dos estaciones del subte de Moscú, que dejaron también más de 70 heridos.

Mientras, el primer ministro, Vladimir Putin, no descartó que «actuaran los mismos criminales» tanto el lunes como ayer a la mañana en la república rusa norcaucásica de Daguestán.

«No importa en qué lugar se cometan los crímenes de esa clase y quiénes sean las víctimas, de qué pueblo o religión. Estos crímenes están dirigidos contra Rusia», dijo Putin, citado por las agencias.

También el presidente daguestaní, Magomedsalam Magomédov, se expresó en la misma línea y aseguró que «los responsables de este crimen, estén donde estén, recibirán su merecido».

Ayer a la mañana, doce personas, entre ellas, nueve policías y los dos terroristas, murieron en dos atentados suicidas perpetrados en la localidad daguestaní de Kizliar.

Las explosiones se produjeron a unos 300 metros de unos edificios del Ministerio del Interior y del Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB) y de un instituto de educación secundaria.

Los atentados dejaron, además, 28 heridos, ocho de ellos de gravedad.

En tanto, continúa la investigación para esclarecer las circunstancias del doble atentado perpetrado el lunes en Moscú, donde se espera que las imágenes de las cámaras del subterráneo ofrezcan alguna pista adicional.

«Más de 3.000 cámaras (en las estaciones del subterráneo) están conectadas con el centro de control de la Policía en el metro, y los agentes analizan las imágenes las 24 horas», explicó el jefe del departamento del Interior de Moscú, Vladimir Kolokóltsev.

Las imágenes, que se conservan durante 72 horas, «nos han ayudado ahora a determinar el círculo de personas que podrían estar relacionadas con los atentados», agregó.

Mientras, la megafonía en la línea de subte roja, donde se encuentran las estaciones de Lubyanka y Park Kultury, llama a los pasajeros que puedan aportar cualquier detalle sobre lo ocurrido a acudir a la Policía.

Por otra parte, el comité de instrucción de la Fiscalía rusa pidió a los medios de comunicación no difundir rumores ni información no confirmada sobre los atentados, ya que podría obstaculizar su trabajo y poner vidas en peligro.

Distintas versiones

«Tras los atentados, los medios escritos y electrónicos están llenos de versiones diferentes, apellidos, retratos robot, que con frecuencia no tienen nada que ver con la realidad. Todo ello influye negativamente en la investigación, genera más rumores y representa una amenaza real para los expertos y sus familias», señala el texto.

Algunos periódicos publicaron ayer fotografías de las suicidas con las que trabaja el grupo de investigación y también información de que se busca a tres cómplices, dos mujeres y un hombre.

Mientras, el número de agentes desplegados en el metro de la capital prácticamente se triplicó, señaló Kolokóltsev, quien agregó que se registró el total de 539 trenes de pasajeros.

Por otra parte, la Policía intensificó los controles de todos los vehículos en los accesos a Moscú, así como en las zonas con grandes aglomeraciones de gente, «con especial atención a todo el tráfico procedente del Cáucaso norte», de donde supuestamente eran las mujeres suicidas.

Mientras, ayer se celebraron los primeros funerales por los fallecidos, a falta de dos cuerpos por identificar.

Por otra parte, varias organizaciones juveniles convocaron a manifestaciones en repulsa por los atentados del lunes y en memoria de los fallecidos.

Agencias EFE, AFP y Reuters

Dejá tu comentario