Retraso en la siembra de trigo

Edición Impresa

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2017 para trigo y granos gruesos. Se presentan cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

La cosecha de soja de 1ª en la zona viene retrasada a causa de la humedad ambiente y lloviznas. Se estima que se cosechó el 50% del área de soja de 1ª, con rindes dispares del orden de 25 a 27qq/ha. Aún falta cosecha la soja de 2ª y la mayor parte del maíz

Esto está provocando un retraso en el inicio de la siembra de trigo de variedades de ciclo largo.

Los precios a cosecha del trigo en el MAT de a poco van aumentando, aunque aún están por debajo de los de paridad de exportación. La posición enero/17 mostraba 170 u$s/t, mientras que el precio de paridad se ubica en 176 u$s/t para trigos de baja proteína o forrajeros, y en 186 u$s/t para trigos con mayor contenido proteico, aptos para panificación.

Con las proyecciones para cosecha 2017, los rindes de indiferencia para siembras en campo propio, que son los que se necesitan para cubrir la totalidad de los costos (implantación, cosecha, comercialización y gastos fijos o de estructura) son del orden de 35 qq/ha en trigo. En años normales es factible superar este rinde de indiferencia.

En el caso de la soja de 1ª, el rinde de indiferencia para siembras en campo propio es de 20 qq/ha, en girasol de 15 qq/ha y en maíz de 41 qq/ha.

Para siembras en campo arrendado, para un valor de arriendo estimado en 8 qq/ha de soja, y para los precios y costos que se muestran en el cuadro, el costo total en quintales se estima en 43 qq/ha para trigo, 25 qq/ha para soja de primera, 19 qq/ha para girasol, y 50 qq/ha para maíz.

Es previsible un aumento en la superficie de trigo en esta campaña, que se estima en 30%. La proyecciones muestran que en campo propio los resultados proyectados son positivos, aunque son muy ajustados en campo arrendado.

Las proyecciones de maíz, tanto en campo propio como arrendado, llenan el ojo. Y superan a las proyecciones de soja de 1ª. En el caso de maíz, también es previsible que aumente el área sembrada a expensas de la soja de 1a.

En el caso del girasol, las proyecciones muestran resultados más altos que los de soja de 1ª si se compara el rango alto de los rindes en ambos cultivos. En este caso, también es previsible que crezca el área de girasol.

El área crecerá por la mejora en los precios y porque hay un panorama despejado en lo que respecta a los mercados de exportación, ya sin cupos. Hay preocupación, sin embargo por el retraso en el inicio de la siembra. Muchos productores ya tienen comprada semilla de variedades de ciclo largo, para sembrar sobre los lotes de soja de 1ª, luego de la cosecha. Ya sonó la campana de largada de la nueva campaña, con problemas propios de un negocio a cielo abierto, que depende en gran medida del clima.

Dejá tu comentario