Riesgo-país superó los 1.800 puntos por primera vez desde el canje; ADR cayeron hasta 3,7%

Edición Impresa

El precio promedio ponderado de los bonos nominados en dólares se encuentra en zona de default, tras sufrir caídas consecutivas. Mientras tanto, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street acumulan pérdidas de hasta 22% en noviembre.

Los activos argentinos extendieron ayer su racha negativa este miércoles, bajo un clima de incertidumbre, a la espera de mayores definiciones sobre el plan económico “plurianual” que prepara el Gobierno. El Riesgo País superó los 1.800 puntos básicos por primera vez en 14 meses, mientras que las acciones volvieron a caer, por lo cual acumulan retrocesos de hasta 22% en el mes.

En el segmento de renta fija, los bonos nominados en dólares operaron con nuevas contracciones, lideradas por las bajas en los títulos emitidos bajo ley local. Un informe de Portfolio Personal Inversiones (PPI) señaló que la probabilidad acumulada a default a cuatro años se ubicó por encima del 83% y tocó nuevos máximos desde que se selló la reestructuración de deuda con acreedores privados en septiembre de 2020.

“La deuda argentina no encuentra un piso y el precio promedio ponderado se acerca a los mínimos post reestructuración. A la incertidumbre económica propia se suma un contexto internacional igualmente volátil”, acotó la sociedad de bolsa.

En este marco, el riesgo-país -elaborado por el banco JP Morgan-, crece 1,2% (18 unidades) y anotaba un nuevo récord histórico desde el canje, al alcanzar los 1.816 puntos básicos.

Según señalaron los analistas, se espera con atención los detalles del programa plurianual que el Gobierno enviará al Congreso el mes que viene, considerado importante también de cara al desarrollo de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional

En el panel de cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias 2021 del Banco Central (BCRA), el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el proceso de reactivación económica del país es “fuerte”, por lo cual proyecta una recuperación del PBI de casi 10% para 2021.

El funcionario remarcó el crecimiento, tanto por cantidad como por precios, de las exportaciones y estimó un crecimiento del 30% en la inversió durante todo el año. “Esto no solo significa un impulso a la recuperación, sino más capacidad productiva en el futuro”, destacó.

En este escenario, Guzmán advirtió que “el principal escollo para mantener la estabilidad es la deuda con el FMI que hay que lograr refinanciar sobre la base de términos que permitan que la economía argentina se pueda seguir recuperando”.

Acciones

Por su parte, el índice S&P Merval de BYMA cayó un 0,3% a 83.481 unidades, tras perder un 2,2% en la sesión previa y acumular una caída del 11,3% desde que se conocieron los resultados de los comicios de medio término.

El Merval medido en dólar CCL devolvió todo el “trade electoral” y actualmente se ubica cerca de mínimos posteriores a las PASO. Pese a que hoy rebotó levemente al alza por la caída del CCL, desde las elecciones generales el índice cayó un 25,3%, con el sector bancario y el energético liderando las caídas.

Paralelamente, las bajas de las acciones argentinas en Wall Street fueron lideradas por IRSA Propiedades Comerciales (-3,7%), Banco BBVA (-3,4%) y Corporación América (-3,3%). En lo que va de noviembre, los ADR acumulan retrocesos de hasta 22%, como en el caso del BBVA.

Dejá tu comentario