17 de noviembre 2014 - 01:10

Riesgo-país: bonos argentinos se desmarcan de los venezolanos

CAYÓ A 650 PUNTOS CONTRA LOS 1.900 DE LA GESTIÓN MADURO. DEFAULT TÉCNICO PASA INADVERTIDO

Riesgo-país: bonos argentinos se desmarcan de los venezolanos
 El fuerte rally de los bonos argentinos en las últimas semanas llevaron los rendimientos de éstos a los niveles más bajos del año. El riesgo-país así lo refleja, con una caída hasta los 658 puntos, lo que representa una merma del 18,5% en lo que va de 2014. El contraste con los bonos venezolanos es llamativo: el nivel de riesgo trepó a los 1.900 puntos básicos, es decir que debe pagar un 19% anual en dólares más de lo que rinde un bono del Tesoro americano para tomar financiamiento. Esto demuestra el fuerte temor de los inversores respecto de un posible default de la deuda de ese país.

En los últimos cinco años y hasta principios de 2014, los bonos argentinos y venezolanos se alternaban el primero y el segundo lugar del ranking entre los países con mayor riesgo-país del mundo. En otras palabras, ambas naciones estaban entre las que mayor rendimiento debían pagar para financiarse en el exterior.

Pero todo cambió a lo largo de 2014. Curiosamente, el default técnico en el que ingresaron algunos bonos argentinos a partir del 30 de julio estuvo lejos de perjudicar a la deuda. En medio de mucha volatilidad, los inversores apuestan a que finalmente habrá acuerdo con los holdouts y el Gobierno podrá volver a pagar incluso la deuda que hoy se encuentra en default. Ése es el caso de los bonos emitidos bajo ley Nueva York (como Discount y Par) y los de legislación europea.

Venezuela, en cambio, pagó normalmente todos sus vencimientos, alejando los temores a un default por los fuertes pagos que había en octubre. En ese momento, incluso, se especuló con una cesación de pagos después de un artículo del economista Ricardo Hausmann. Casi al mismo momento, Standard and Poor´s le bajó la nota a la deuda venezolana a CCC-, apenas un escalón arriba del default.

En el caso venezolano, la caída del precio del petróleo tuvo un duro impacto en los últimos días, al afectar el valor del principal producto de exportación de ese país. Ante semejante panorama, crecen las dudas respecto de la posibilidad de que el Gobierno de Nicolás Maduro consiga los dólares para seguir pagando la deuda en los próximos años, sobre todo sin acceso al financiamiento en los mercados.

¿Cómo cotizan los bonos argentinos en comparación con los venezolanos?

El Boden 2015, por ejemplo, había caída hasta los u$s 89 hace apenas un mes, cuando crecieron los rumores sobre una posible aceleración de la deuda. El viernes este título había superado los u$s 97, regresando a sus niveles cercanos a los máximos anuales. El rendimiento de este título había llegado al 21% hasta los 11,50%. Lo mismo sucedió con el Bonar 24, el título colocado para compensar a Repsol por la expropiación de YPF. Hace pocos más de seis meses se colocó a niveles de u$s 87, pero el viernes cerró por encima de los u$s 96, con un rendimiento del 9,50% anual en dólares. Esto significa que la Argentina podría buscar financiamiento a tasas de un dígito en el exterior con bonos bajo ley local, algo inédito en los últimos años.

En contraste, el bono de Venezuela a 2024, similar al Bonar de la Argentina, viene en picada y cotiza a u$s 50,27, lo que arroja un rendimiento que ya se ubica en el 20% anual, el doble que el Bonar de la Argentina al mismo plazo.

Los temores a un default venezolano impactan sobre todo en los títulos más cortos. El Venezuela 2018, por ejemplo, rinde un 24%, mientras el título que vence en 2016 tiene un rendimiento del 29%. Se trata de un típico efecto que sucede cuando se percibe un alto riesgo de cesación de pagos. Los títulos más cortos, con precios más altos, terminan siendo los más afectados ante la posibilidad de una reestructuración.

Dejá tu comentario