3 de marzo 2009 - 00:00

Rigolleau: la madurez tiene sus ventajas

Balance General al 30/11/08
Objeto social: «Fabricación de vidrios».
La industria del vidrio figura entre los rubros llamados «maduros», lo que no equivale a que una sociedad dedicada a ello se apoltrone y deje de buscar por variantes, nuevos «bichos» interesantes, o mayor calidad y eficiencia.
Y esto es lo que refleja Rigolleau, compañía fundada en 1907 (si no recordamos mal, a instancias de proveer a la Cervecería Quilmes, de los envases de vidrio). Eso ya fue un golpe visionario de sus fundadores, dentro de la otrora tímida industria nacional. Acaba de concluir otro ejercicio y no sólo se las ingenió para superar nuevamente lo pasado, sino que acentuó su salida al exterior y envía lo suyo a lugares tan lejanos, como Egipto.
Al problema de los costos en aumento, le contestó con mayor hincapié en la «productividad» a través de modernizar hornos y maquinarias, más eficientes. Sin acudir al endeudamiento, utilizando lo suyo y manteniendo una muy saneada estructura. Lo demás fue vender más, a pesar de altibajos de demanda y competencias, y procurar «mix» de buen perfil en sus productos. Llegó a $ 268 millones, de ingresos, sobre
$ 226 millones de 2007, trabajó con margen similar. Contuvo bien los gastos y llegó a beneficio operativo de $ 49 millones, sobre $ 41 millones de 2007.
Todo el quinquenio muestra un ritmo parejo, aunque pudo dar un salto en la línea final de este ejercicio con casi $ 34 millones netos, cuando no había superado los $ 28 millones antes. Lo de rubro «maduro» se advierte en que no habrá cambios de marcha notables, pero también en que rinde de modo previsible y con suma solidez. Vale.

Dejá tu comentario