Rowan Atkinson será el nuevo Maigret televisivo

Edición Impresa

Barcelona - "El mundo no ha cambiado tanto desde la época del inspector Maigret", asegura John Simenon, responsable del legado de su padre, el escritor Georges Simenon, quien anunció un próximo Maigret televisivo encarnado por el comediante británico Rowan Atkinson.

John Simenon
viajó a Barcelona esta semana para tratar con la editora Acantilado, que publica la obra completa de Simenon, sobre "cómo traducir al mundo editorial el gran evento del próximo año: el estreno de dos películas para la televisión, producidas por ITV en Reino Unido con el eterno Mr. Bean en el papel de Maigret". Los dos films partirán de dos obras de Simenon, "Maigret tiende una trampa" y "Maigret y su muerto".

"Si lees estas dos obras de Maigret que se adaptarán para la televisión, observas que la primera es la historia de un asesino en serie, mientras que en la segunda el comisario investiga a una banda sumamente violenta del este de Europa que asesina con violencia para robar, o sea, que no ha cambiado tanto desde la época de Maigret".


Para el hijo de Simenon, la particularidad de Maigret es que "aborda ese mundo con un sentido de revuelta, aunque intenta comprender al culpable. Hay mucha comprensión a través de esa búsqueda, porque por muy horrible que sea lo que han hecho siguen siendo seres humanos". En ese mundo, "todos somos monstruos potenciales, pues todos un día u otro, bajo ciertas circunstancias, podemos devenir monstruos".

Aunque "Maigret tiende una trampa" y "Maigret y su muerto" ya se han publicado en varias ocasiones en España, "el estreno de las películas en el primer trimestre de 2016 en Reino Unido nos da la oportunidad de presentarlo de manera distinta".

A su juicio, este Maigret en inglés le dará un atractivo a nivel mundial, "que una adaptación francesa quizá no tenga" y en cuanto a Atkinson señala que es "un actor asombroso, muy humano y que como persona es más cercano a Maigret que muchos actores que lo han interpretado".

Al contrario de lo que ha sucedido con otros clásicos del género policial, el más reciente "Sherlock", estos dos films serán "Maigret en París en 1950", pero no descarta que en el futuro puedan hacer una versión "totalmente revisitada".

Confiesa que a su padre le gustaban todos los actores que dieron vida a Maigret, "no sólo Jean Gabin", y aunque pueda estar más contento con unas interpretaciones que con otras, John Simenon aclara: "Yo no soy dueño de Maigret y cada actor debe tener la posibilidad de aportar algo".

De su estancia en Barcelona en 1964 junto a su padre, cuando apenas tenía 15 años, recuerda a duras penas haberse impresionado mucho en la plaza de toros La Monumental y disfrutado más en el cabaret El Molino. "Era como estar en la escuela, sólo que las profesoras estaban desnudas. Aún conservo el pequeño programa de la función".

Para el heredero del escritor belga, aún hoy la lectura de las novelas de su padre le descubre aspectos del autor: "Él decía que nunca inventaba nada, que vivía directa o indirectamente todo lo que escribía luego, así que en los libros hay muchos aspectos autobiográficos y leer esos libros es como volver a mis raíces, forma parte de mi vida, de quien soy".

John Simenon
no pierde la esperanza de que algún día pueda salir a la luz algún texto inédito de su padre, pero teme que no porque lleva "veinte años buscando".

De las generaciones de escritores del género policial posteriores a Simenon, John Simenon se muestra incondicional de Henning Mankell, Andrea Camilleri y Arnaldur Indridason, cuyo inspector Erlendur Sveinsson es como "un Maigret islandés, un poco más joven, pero con el mismo perfil humano".

Dejá tu comentario