Salió de la banquina

Edición Impresa

... Y pudo retornar a la ruta común; después de dar una extraña muestra en la rueda del miércoles -donde se puso de contramano, en términos rotundos, respecto del repunte en el exterior-, el Merval disipó tal manto de dudas, acoplando su marcha a lo que fijó la caravana global.

Europeos que produjeron un «rebote», tan inestable como es habitual, solamente porque Grecia decidió anular el insólito «plebiscito» (con resultado cantado) que había lanzado. Todas las marcas de la «eurozona» se movieron entre el 1% y el 3%, como para que los «buenos muchachos» (de Wall Street) adosaran un dato de mínima en el desempleo e ignorando el de máxima -que debería primar- en agorero anuncio de que: en 2012 tendrán menos crecer y mayor desempleo.

En fin..., lo de siempre. Pero el Dow Jones fijó otro repunte, del 1,76%, volviendo al ruedo el Bovespa y sumando el 1,7% a lo suyo. Nuevamente, la mesa servida para el Merval que, esta vez, sacó buen partido del menú alcista. Como para borrar la caída previa, trepó un 3,5% el índice principal, donde Grupo Galicia reasumió el comando con un 3,63%. Opacada por la espectacular actuación de Tenaris y que anotó un casi increíble 12% de diferencia. Mínimo de 2.693, máximo de 2.796 con un cierre en 2.782 puntos. El volumen consumido se colocó en dinámica expansiva y llegando a superar los $ 73 millones efectivos, donde retornó la presencia de demanda (seguramente de la mano de cierta cartera poderosa, que se intuye, pero es «pecado» decir).

Todo cerró en términos redondos, levantando la neblina después de tres fechas muy malas. Queda para hoy el remate, otra chance. La Bolsa resucitó.

Dejá tu comentario