Sanz criticó a Oyarbide y advirtió sobre jueces

Edición Impresa

El titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Ernesto Sanz, aseguró ayer que no se «imagina a ningún oficialista pidiendo dialogar» con algún miembro de la Corte Suprema, en medio de nuevos cruces entre el Gobierno y Justicia.

Esta vez fueron protagonizados por la jueza Carmen Argibay y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien había ordenado hace dos semanas a la Policía Federal que no acatara un fallo de primera instancia de desalojar el gremio de aeronavegantes.

El senador por Mendoza aprovechó también para apuntar contra el juez federal Norberto Oyarbide -quien sobreseyó a Néstor y Cristina de Kirchner por presunto enriquecimiento ilícito- al sostener que pertenece a un grupo de magistrados que «no tienen todavía una respuesta acorde a lo que la sociedad está demandando». Por otro lado, sostuvo que la consejera y diputada ultrakirchnerista Diana Conti debería apartarse del expediente que investiga a Oyarbide por supuesto mal desempeño en el Consejo de la Magistratura.

Sanz destacó además la visita de 34 senadores nacionales al máximo tribunal la semana pasada, a pesar de «con todas las presiones que tuvieron y que tuvimos, para que esa reunión no se hiciera, con comentarios interesados que esgrimían que íbamos a devaluar o desnaturalizar la relación entre ambos poderes o, desde el mismo Gobierno, que con chicanas sostenían que estábamos presionando ilegalmente a la Justicia».

Realidad

Sanz también resaltó que «esto no debe verse como una actitud de la Corte a favor de la oposición» y aseguró que «si los senadores oficialistas le pidieran una reunión los recibirían».

«Esta nueva composición de la Corte abrió sus puertas para hacerse cargo de la realidad nacional, dado que es un poder del Estado que no puede estar ajeno a la política»
, evaluó el titular de la UCR y señaló que el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, «nos dijo que, a pesar de que haya gente que pueda interpretar mal esta reunión, para la Corte ésta es una muy buena noticia porque es muy bueno el diálogo interinstitucional».

En contraposición al máximo tribunal, Sanz se mostró preocupado por la falta de correlato entre los fallos de jueces de primera instancia y la determinación de la Corte Suprema, y apuntó directamente contra Norberto Oyarbide.

En este punto aseguró que las resoluciones judiciales contra la nueva Ley de Medios se tratan de hechos «insuficientes» porque se generaron «a nivel de los tribunales inferiores».

«Tenemos el ejemplo de Oyarbide respecto a la causa de enriquecimiento ilícito, que tapa todo lo otro. Soy muy crítico, muy duro contra los jueces federales penales porque no tienen todavía una respuesta acorde a lo que la sociedad está demandando»
, disparó el titular de la UCR.

Dejá tu comentario