Se inicia “hot summer” extraordinario: Gobierno busca “confite” previsional

Edición Impresa

• REUNIÓN EN ROSADA PARA ALINEAR TROPA.
• DUJOVNE AL CONGRESO POR PRESUPUESTO Y REFORMA TRIBUTARIA.
Mauricio Macri quiere que se vote pasado mañana la fórmula jubilatoria. Deben convencer a la Coalición Cívica y blindar voluntades del PJ. Intento para evitar “los delicados 19 y 20”.

El Congreso comenzará a transitar hoy un frenético "hot summer" parlamentario, con la convocatoria formal a sesiones extraordinarias hasta el 31-12 que realizará hoy el Gobierno. Pese a que el temario incluye un abultado paquete económico (Presupuesto 2018, reforma tributaria, consenso y responsabilidad fiscal, revalúo impositivo y contable, y prórroga del impuesto al cheque con modificaciones), el Gobierno quiere ya la sanción del nuevo cálculo de actualización jubilatoria en Diputados, para evitar el debate de un proyecto que levantó polémica durante la semana del 19 y 20 de diciembre.

"Ahora estamos en mejor posición con el recambio de legisladores. Si tenemos los votos, mejor sacarse rápido este tema de encima. Los 19 y 20 son días delicados en la Argentina desde 2001", sentenció un operador top del Congreso a Ámbito Financiero, en referencia a los sucesos y muertes de hace 16 años atrás que terminaron por dinamitar el Gobierno de la Alianza. Hoy, algunos exfuncionarios y exlegisladores de ese espacio están esparcidos en Cambiemos, que lidera Mauricio Macri, y también en el Frente para la Victoria que comanda Cristina de Kirchner.

La estrategia comunicacional del Gobierno para las actualizaciones de los haberes previsionales fue pésima por tres motivos. El primero es que una parte de funcionarios nacionales, provinciales y municipales de Cambiemos prometen desde hace dos años, y en muy pocos casos con relativo éxito, "achicar" un Estado fofo desde hace décadas, situación potenciada por el kirchnerismo post crisis. En segundo lugar, por aplicar un primer ajuste "serio" en uno de los últimos lugares para hurguetear: si bien es cierto que la mecánica actual llevaría a la inviabilidad del sistema jubilatorio, Cambiemos podría haber apurado a la comisión bicameral que creó la Ley de Reparación Histórica de 2016, que tiene hasta 2019 para presentar un proyecto de reforma integral.

El último punto de las fallas del Gobierno a la hora de atravesar la batalla parlamentaria de este proyecto fue la poca disposición de los funcionarios que debieron dar la cara por el proyecto. Desde el Congreso, las miras de oposición e incluso del oficialismo apuntan al titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, quien tiene hoy la chance de convencer en Casa Rosada a los integrantes -por el lado del oficialismo- de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de Previsión Social de Diputados.

La Coalición Cívica, que responde a Elisa Carrió, dio un guiño en las últimas 48 horas pero necesita certezas -también parte de la oposición- sobre la reglamentación de la ley. Allí, el Ejecutivo compensará la pérdida en el primer aumento jubilatorio, foco único y máximo de tensión, ya que la fórmula propuesta en el articulado y que el PJ modificó en el Senado tiene aval suficiente en Diputados.

Con el camporismo, la izquierda, el progresismo y el massismo en contra de la iniciativa previsional, el Gobierno tendrá que recordar que la ley en cuestión forma parte del consenso fiscal entre Nación, 22 provincias y la Ciudad de Buenos Aires, que incluye la modificación de la fórmula de actualización jubilatoria.

Ese pacto sólo fue negado y argumentado por el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá. Por lo tanto, el resto de los mandatarios rubricaron el acuerdo, desde la bonaerense María Eugenia Vidal (Cambiemos) hasta la santacruceña Alicia Kirchner, cuñada de la expresidente Cristina de Kirchner, cuyo bloque en Diputados rechazará de manera absoluta el proyecto en cuestión.

Con al menos 108 votos -si es que los blinda hoy, tras la reunión en Casa Rosada-, Cambiemos buscará enlazar al interbloque "Argentina Federal" de 35 diputados, que involucra a la bancada del PJ que preside Pablo Kosiner y a legisladores tucumanos y cordobeses que responden a los gobernadores justicialistas Juan Manzur y Juan Schiaretti, respectivamente, y a los del Frente Renovador de la Concordia no PJ del mandatario provincial Hugo Passalacqua.

Tras el cónclave de hoy, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, irá a defender por la tarde la ley de gastos 2018 y la reforma tributaria, entre otras. Entre mañana, miércoles 13 y jueves 14 se firmarán dictámenes de estas iniciativas en la comisión de Presupuesto y Hacienda -que se constituirá este lunes y continuará siendo presidida por Luciano Laspina (PRO)- para aprobarlas en el recinto entre martes 19 y jueves 21. El debate de los textos, pese que será semi-exprés, comienza de manera real en el Congreso, pese a infinidad de operaciones respecto a que los mismos ya fueron pactados entre empresariado y Gobierno. En tanto, si la reforma previsional no logra ser votada pasado mañana, pasará para la semana próxima.

También tendrán su despacho de comisión en estos días el consenso y la ley de responsabilidad fiscal que votó el Senado el 29 de noviembre pasado y serán sancionados la semana próxima. La cámara alta, en tanto, tendrá una mega sesión el miércoles 27 para tratar Presupuesto 2018, reforma tributaria y revalúo impositivo, entre otros.

La agenda del "hot summer" incluye la votación en Diputados de los miembros del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura. El protocolo fue ratificado por la Argentina en 2004 y el kirchnerismo sancionó la ley correspondiente recién a fines de 2012. Luego, planchó su instrumentación.

Dejá tu comentario