Senado: nueva SIDE se debate desde el martes en comisión

Edición Impresa

• CONVOCAN A PLENARIO DE SEGURIDAD INTERIOR, JUSTICIA Y ASUNTOS PENALES.
• PROYECTO INGRESARÍA HOY.

 El proyecto para crear la nueva Agencia Federal de Inteligencia y traspasar a la Procuración General de la Nación, a cargo de Alejandra Gils Carbó, la oficina de escuchas telefónicas, ingresará hoy al Senado. Como adelantó este diario, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, admitió ayer que el proyecto de creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) puede sufrir cambios en el Congreso, aunque señaló que si la oposición se resiste a lograr un consenso, el oficialismo avanzará.

El Frente para la Victoria ya comenzó a diseñar su tratamiento, que arrancará el próximo martes en la Cámara de Senadores. En la misma sintonía que Fernández, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, rechazó la postura de sectores de la oposición sobre la ley que impulsa la disolución de la Secretaria de Inteligencia (SI) y se quejó de las "incesantes críticas" a la iniciativa.

El proyecto comenzará a debatirse el próximo martes a las 11.00 en un plenario de tres comisiones en el marco de sesiones extraordinarias: la de Asuntos Constitucionales, que preside el senador kirchnerista Marcelo Fuentes y sería la cabecera; la de Justicia y Asuntos Penales; y la de Seguridad Interior y Narcotráfico.

"No conozco otra forma de sacar leyes que no sea llevarlas al Parlamento, debatirlas, presentar a los funcionarios que sean necesarios para que se expresen en tal sentido y después intentar llegar a un consenso", advirtió Fernández.

En ese sentido, afirmó que "si la oposición no quiere llegar a un consenso, y se ponen en una situación en la que no encontramos alternativas ni salidas para definir las cosas como corresponde, seguramente avanzaremos". En declaraciones que formuló antes de ingresar a la Casa Rosada, el exsenador defendió el proyecto anunciado por la Presidente en medio del escándalo por la muerte del fiscal Alberto Nisman y apuntó contra el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, uno de los dirigentes que ya manifestaron su rechazo a la iniciativa.

"Escuché una entrevista de Macri en la que se opone a un proyecto que no vio. Es una cosa descabellada, surrealista. Habla de cuatro años (de duración en el cargo del director y subdirector de la futura AFI), y no sabe si eso dice el proyecto ni en qué condiciones va a estar", cuestionó Fernández. Señaló que "el proyecto no se está haciendo para perjudicar a nadie, sino para darle tranquilidad a todo el mundo" y destacó la importancia de que el sistema de escuchas pase a ser administrado por la Procuración General de la Nación, conducida por Alejandra Gils Carbó, lo que constituye precisamente una de las principales críticas de la oposición.

El secretario general de la Presidencia sostuvo que "escuchar los teléfonos es una atribución que tiene la Justicia argentina por indicación de un juez" y que "lo que establece la AFI es que traslada esta tarea del poder jurisdiccional a un organismo extrapoder, el Ministerio Público, que no depende de la Corte, ni del Poder Legislativo ni del Poder Ejecutivo". Y añadió que "el Gobierno toma una decisión heroica, de disolver la SI, trabajar para producir un cambio de paradigma fenomenal" en el área de inteligencia.

Por su parte, Capitanich también se quejó de que "no fue remitido todavía al Senado y ya se efectúan observaciones sobre un proyecto que no han podido ver". El jefe de ministros recordó que "muchos legisladores se pronunciaban a favor de una modificación profunda en los sistemas de inteligencia, pero cuando la presidenta Cristina Kirchner lo promueve es rechazado". Por eso, pidió a la "oposición política", que cuando el Poder Ejecutivo promueva la presentación del proyecto al Congreso haga "las contribuciones que correspondan o crea oportunas".

Dejá tu comentario