11 de abril 2013 - 00:00

Simpático émulo de Indiana Jones en 3D

Tadeo Jones, el explorador perdido es un agradable dibujo para niños de creadores españoles, entretenido, personajes simpáticos y 3D por la selva.
"Tadeo Jones, el explorador perdido" es un agradable dibujo para niños de creadores españoles, entretenido, personajes simpáticos y 3D por la selva.
"Tadeo Jones, el explorador perdido" ("Las aventuras de Tadeo Jones", Esp., 2012, habl. en esp.); Dir.: E. Gato. Guión: J. Barreira, G. Magallón, I. del Moral, J. Gasull, N. Landau. Film de animación 3D.

Apenas con un tibio precalentamiento llega a las salas este agradable dibujo español para niños, digno de mucha mayor difusión. Se trata del largometraje de aventuras de Tadeo Jones, un tipo singular que ya cuenta con dos cortos deliciosos, dos historietas regocijantes, y un centenar de premios para sus autores. Este largo, por ejemplo, ya ganó once, incluyendo los Goya de mejor guión, director debutante y, por supuesto, mejor animación.

Los cortos, creados por Enrique Gato, se llaman "Tadeo Jones" (peleando con momias en el interior de una pirámide) y, el mejor, "Tadeo Jones y el sótano maldito". Las historietas, a cargo de Juan López Fernández, alias Jan, se llaman "Tadeo Jones y el secreto de Toaclum" y "Tadeo Jones en el Rally París-Paká. Todo, hecho un poco en la línea de fantasías y emociones en tierra exótica de Indiana Jones, Tin Tin, Alan Quatermain y otros prestigiosos personajes de conocimientos enciclopédicos, valor absoluto y amplio kilometraje recorrido por selvas, montañas, laberintos, bibliotecas y precipicios. Con una pequeña diferencia: Tadeo es sólo un noble bruto, un ingenuo medio asustadizo, obrero de una empresa constructora. Pero tiene un empeño ibérico absoluto, por no decir, al uso nostro, que es un gallego empecinado. El quiere ser como Indiana Jones y no hay quien lo calme.

Ese empecinamiento, su entusiasmo a toda prueba, y una pequeña confusión, lo terminarán llevando a plena selva peruana junto a un perro, un loro que parece de los Angry Birds, un pícaro buscavidas local y una antropóloga de veras llamada Sara Lavrof, libre parodia de Lara Croft. Con ella enfrentará a perversos buscadores de un tesoro incaico, y acaso resuelva el misterio de la perdida ciudad de Paititi, supuesto El Dorado que en la actualidad congrega decenas de expediciones anuales por las fronteras de Perú, Bolivia y Brasil (dicho sea de paso, en la vida real parece que algunos exploradores se han perdido allí para siempre). Por ahí va el chiste, de dibujos amables, asunto entretenido, lindos fondos, personajes simpáticos, ritmo llevadero, y 3D para mayor disfrute. No será Pixar, pero igual se disfruta.

Dejá tu comentario