Sin acuerdo ayer en paritaria con docentes

Edición Impresa

Lejos de arrojar algún resultado, la tercera reunión paritaria entre el Gobierno nacional y los cinco gremios docentes con representación en todo el país sumó más tensión a la disputa salarial, a sólo siete días hábiles del inicio de las clases.

El Ministerio de Educación presentó una nueva oferta, que superó en $ 60 la que habían rechazado los sindicatos. El viernes pasado, la cartera educativa ofreció subir un 18%, de $ 2.300 a $ 2.700, y ayer propuso elevar el sueldo base para el maestro que recién se inicia un 20%, a $ 2.760. «Insuficiente» fue la cifra para los dirigentes, que ratificaron su reclamo de un 30%, que llevaría de $ 2.300 a $ 3.000 el haber básico.

El ministro Alberto Sileoni, junto con su equipo de trabajo, consideró «muy alto» el aumento pedido en conjunto por CTERA, UDA, SADOP, AMET y CEA, y repasaron las inversiones realizadas en educación durante los últimos años.

«Sabemos que se ha invertido mucho en educación, pero nosotros venimos a discutir salarios y condiciones laborales», señaló el titular de UDA, Sergio Romero, quien además indicó que se solicitó durante el encuentro una mejora para el monto Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID).

Por su parte, la referente de CTERA, Stella Maldonado, dijo que en este tercer encuentro «se presentó una discrepancia en el importe del FONID, por lo que esperaremos una nueva convocatoria» del Ministerio de Educación.

Desde el Palacio Pizzurno llamaron ayer a los delegados de los cinco gremios para que se presenten esa misma tarde. Cerca de las ocho de la noche se formalizó el inicio del cónclave, que apenas se extendió poco más de una hora. Sin fecha confirmada para la próxima reunión, los representantes de los maestros a nivel nacional coincidieron en que «es preciso resolver la paritaria esta semana».

Horas antes del encuentro de ayer, Sileoni intentó preparar el terreno: «Va a haber acuerdo porque todos trabajamos para el acuerdo; es muy difícil hacerle un paro a un Gobierno y a una presidenta que ha sacado el 54 por ciento de los votos, con la legitimidad que tiene», dijo y enfatizó que «siempre la vocación es arreglar».

Asimismo, ratificó la intención de «quitar un poco a la paritaria docente esa ultrafocalización de toda la sociedad; yo aspiro a que un día las clases empiecen y que las paritarias docentes sean un poco como tantas otras que pasan desapercibidas porque acá tenemos un riesgo siempre latente de que no empiecen las clases».

En la provincia de Buenos Aires, que tendrá su primera reunión paritaria mañana al mediodía, el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, anticipó una puja difícil con los maestros bonaerenses y destacó que «durante las paritarias se va a formular la mejor oferta posible susceptible de ser cumplida».

«A veces lo deseable no se compadece con lo posible; el gobierno de Daniel Scioli tiene interés en dar la mejor recomposición posible susceptible de ser afrontada por las previsiones recaudatorias y de disponibilidad de recursos», resaltó.

Por su parte, el jefe del gremio SUTEBA, Roberto Baradel, adelantó que reclamarán un aumento salarial del 29%. En tanto, UDOCBA apeló a la suba del 100% de las dietas de los legisladores nacionales para endurecer su postura. «Los legisladores, sobre la base de un criterio inflacionario y de un supuesto atraso, se incrementaron al doble sus dietas y nosotros entendemos que si en nuestras paritarias había un techo, éste está volando por los aires y justifica nuestro reclamo de un importante incremento salarial de un sueldo básico inicial, que en la provincia debe tener como piso la suma de 3.900 pesos», disparó el secretario general de la agrupación, Miguel Díaz, y añadió que «si hay plata para los legisladores, también tiene que haber plata para los docentes».

Dejá tu comentario