Sin salida política, Santa Fe va a Corte por deuda de $51.000 M

Edición Impresa

• NUNCA RECIBIÓ RESPUESTA DE NACIÓN POR PROPUESTA DE PLAN DE PAGO ELEVADA EN JULIO
El gobernador Lifschitz ordenó presentar liquidación al máximo tribunal. Tiempos pueden ser largos: San Luis había hecho lo mismo en febrero de 2016 y recién esta semana Corte dio ultimátum a Casa Rosada.

La larga puja de Santa Fe para cobrar la deuda con Nación por descuentos indebidos de fondos coparticipables volvió a recalar ayer en la Corte Suprema, que avaló el reclamo provincial en noviembre de 2015, tras la falta de definiciones de la Casa Rosada para hacer efectivo el pago.

La llegada al máximo tribunal, a días de las elecciones legislativas, se da tras varios pedidos del gobierno de Miguel Lifschitz (Frente Progresista Cívico y Social -FPCyS-) de definiciones que nunca terminaron de pasar de declaraciones de voluntad de funcionarios nacionales.

La paciencia terminó de estallar cuando se conoció el Presupuesto 2018, que no contempla partidas para honrar esa deuda, originada por la retención del 15% de los fondos coparticipables que se utilizaban para financiar a la ANSES y AFIP entre 2009 y 2015.

De la cifra original de $23.000 millones, la provincia actualizó la deuda a hoy en $51.520 millones al aplicar tasa activa del Banco Nación bajo la modalidad sumada, es decir, sin capitalizar. La misma modalidad que había utilizado en julio, cuando el FPCyS había elevado un plan de pagos a Nación. La propuesta santafesina indicaba la devolución de $15.000 millones en efectivo en 24 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de $625 millones, aplicando la tasa Badlar sobre el saldo, con vencimiento de la primera cuota en enero de 2018. Y emisión y entrega de títulos públicos nacionales por el saldo restante.

Ahora, el paso que dio Santa Fe a través de su fiscal de Estado, Pablo Saccone, fue presentar la liquidación a la Corte. "Hasta ahora no tuvimos ninguna propuesta de Nación, y desde la provincia nos seguimos poniendo a disposición como desde hace 22 meses para llegar a una solución", dijo a Ámbito Financiero el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione.

En estos días, la Corte se refirió a otra deuda que tiene idéntico fallo de noviembre de 2015, la de San Luis. Y pidió a ambas partes que en un plazo de 30 días hábiles se pongan de acuerdo por el monto a liquidar. San Luis exige $17.000 millones de monto actualizado.

A la larga, este antecedente podrá aplicarse en el caso santafesino. Una vez que la Corte Suprema corra el traslado a Balcarce 50, si el gobierno nacional desconoce el monto calculado por Santa Fe, podrá intimar a las partes a que se pongan de acuerdo. De no hacerlo, serán los supremos quienes definan el importe definitivo.

Los puntanos se habían anticipado en la vía legal. Santa Fe, en cambio, intentó -sin éxito- una salida política. Los tiempos pueden ser largos si se aplica el cronómetro que corrió para los puntanos. El gobierno de Alberto Rodríguez Saá había presentado la liquidación en febrero de 2016 y recién esta semana la Corte dio vuelta el reloj de arena.

"Desde el primer momento sabíamos que esa deuda no podía ser cancelada en el corto plazo, por eso buscamos dialogar y aceptábamos negociar sobre las herramientas de pago", dijo Saglione, y agregó que de la contraparte "no hubo más que declaraciones". No obstante, afirmó que si llega una convocatoria del gobierno nacional "sería una buena señal" y que se sentarían a conversar para tener una "respuesta política".

Consultado sobre si este tema formará parte de la reunión de gobernadores convocada por el presidente Mauricio Macri para el viernes posterior a los comicios, Saglione indicó que Santa Fe "no involucrará temas bilaterales en un encuentro multilateral". La agenda de la reunión le pasa por el costado a este conflicto.

Dejá tu comentario