10 de agosto 2009 - 00:00

Skanska: declara acusado de vender facturas truchas

El juez Norberto Oyarbide citó a declarar para este miércoles a Adrián López, apoderado de la firma Infiniti e imputado en la causa que investiga los supuestos sobornos pagados por la empresa sueca Skanska, durante las obras en Transportadora Gas del Norte (TGN) y Transportadora Gas del Sur (TGS), a funcionarios públicos.

López es señalado como quien habría entregado facturas falsas por más de $ 800 mil a la empresa sueca, para abonar supuestos sobresueldos a funcionarios públicos. Según se informó en un programa radial, el apoderado deberá presentarse nuevamente ante Oyarbide, a raíz de un reportaje publicado hace dos semanas por un sitio de internet.

En esa entrevista, López aseguró que la operación surgió a partir de una propuesta de un representante del Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, con quien había mantenido una reunión en la que se habló «de cifras, de montos, de las empresas que ellos estaban necesitando para hacer todo este enjuague». Agregó que, según le habían informado, quien estaba detrás de la maniobra habría sido Néstor «Rudy» Ulloa, ex chofer de Néstor Kirchner devenido en empresario y entonces titular del Fideicomiso Banco Nación. Todo esto es lo que deberá confirmar ante la Justicia, para que sea considerado como prueba.

López, además, es investigado por el juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart, por supuesta evasión tributaria, y espera que se fije la fecha para el juicio oral y público, en el que está acusado de presunta «asociación ilícita». El proceso está basado en las pruebas que recolectó López Biscayart y la confesión posterior de la empresa sueca por el pago de sobreprecios, a través de la facturación de 23 empresas. Skanska reconoció la evasión y pagó una multa de $ 13 millones. Paralelamente, Oyarbide investiga en el fuero penal el supuesto pago de coimas y la posible complicidad de funcionarios del Estado.

Dejá tu comentario