27 de noviembre 2013 - 00:00

Sondeos alejan a Obama del control del Congreso

Barack Obama.
Barack Obama.
Washington - El Partido Republicano pasó a superar al Demócrata por primera vez desde que se realizan encuestas sobre las elecciones de mitad de mandato de noviembre del año que viene, en las que estará en juego el control del Congreso durante los últimos dos años de la administración de Barack Obama.

Según un sondeo difundido ayer por la cadena televisiva CNN, si se votara hoy, el Grand Old Party conquistaría el Congreso, superando al oficialismo por un 49% a un 47%. En la actualidad, los republicanos dominan la Cámara de Representantes y los demócratas, el Senado.

Se trata de una recuperación impactante de los republicanos, debida principalmente a las fallas en la aplicación de la ley de reforma sanitaria impulsada por Obama, que impidió a millones de familias estadounidenses optar por un nuevo seguro a través de la página web oficial.

Hace apenas un mes, el Partido Demócrata estaba adelante, con una ventaja de ocho puntos, un 50% a un 42%, lo que da una idea de la magnitud de su caída, imprevista tras el descrédito en que cayó la oposición tras la crisis por el presupuesto y la amenaza de una cesación de pagos del país.

Obama, que también sufrió una aguda caída personal en los sondeos, se lanzó en tanto a un maratón de tres días en California para recaudar fondos para las campañas de sus candidatos. Se trata del estado demócrata por antonomasia y uno de los más ricos del país, donde cuenta con el favor mayoritario de los millonarios de Beverly Hills y Silicon Valley.

Obama partió el domingo a la tarde hacia Seattle (estado de Washington), apenas unas horas después de que el G5+1 (EE.UU., Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) anunciara el acuerdo con Irán sobre el plan nuclear de este último país, algo que espera capitalizar para relanzar su imagen.

El presidente comenzó su minigira en la casa de Tom Campion, cofundador de la marca de ropa juvenil Zumiez, para después reunirse con la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una cena celebrada en la casa del exejecutivo de Microsoft Jon Shirley.

Tras pasar la noche en Seattle, Obama viajó ayer a San Francisco, donde aprovechó para hablar sobre la urgencia de aprobar una reforma migratoria en el país en el centro chino de ocio Betty Ong, pero donde también celebró otros dos actos de recaudación, en la SF Jazz Organization y en la casa de Marc Benioff, fundador de la empresa de software Salesforce.com.

Según informaron los periodistas que acompañan al presidente, unas 400 personas se reunieron para escucharlo en el primero de los actos, en el que pagaron hasta 15.000 dólares por entrada, mientras que en la residencia de Benioff se reunieron unas 30 personas, que superaron los 30.000 dólares de donaciones.

Después de su escala en la ciudad de la tecnología, Obama se desplazó en la tarde de a Los Angeles, donde hoy terminará su gira.

La recaudación que obtendrá de los actos que celebre en la casa de la leyenda del básquetbol Magic Johnson y en la residencia del presidente de la cadena Univisión, Haim Saban, irá destinada al Comité por la Victoria Demócrata en el Senado y al de la Cámara de Representantes.

Las entradas para los dos eventos oscilaban entre los 2.500 y los 32.400 dólares, según el Comité Nacional Demócrata.

Agencias ANSA, EFE y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario