Soslayando la realidad

Edición Impresa

Chipre: un PBI inferior a u$s 25.000 millones (el 0,2% del PBI europeo) y poco más de 1,1 millón de habitantes. Una parte importante de los bancos chipriotas está quebrada -en gran medida por sus tenencias griegas; este tema lo tratamos seis mese atrás-, lo que llevó al Gobierno a pedir ayuda internacional (similar a los casos de Islandia e Irlanda). La ayuda llegó, pero con cuentagotas ( 10.000 millones), dando pie al plan de reducir la tenencia de los depositantes entre un 6,75% y un 9,9% (hoy se decide si se aprueba o no). Como cerca de la mitad de los 70.000 millones depositados es de clientes rusos (Chipre es uno de sus destinos turísticos y paraíso fiscal favorito, por lo que se suponía hasta el año pasado que Rusia iba a ser el mayores contribuyente al rescate), los organismos internacionales dieron la luz verde a este "nuevo antecedente" para la eurozona que rompe con la línea que fueran únicamente los bonistas quienes pagaban el costo de las crisis (esto se conseguía devaluando). Putin protestó, tenemos una corrida bancaria en la isla desde el fin de semana, baja en las acciones de algunos eurobancos y comenzó a circular el planteamiento de que sucedería si se aplicasen medidas similares en el rescate de España, Italia y Grecia. En concreto, nada importante, pero en un mercado que viene transitando hace días la zona de récords, esto les sirvió a algunos de excusa para justificar que el Dow cediese un 0,43%, a 14.452,06 puntos, olvidando que antes de las tres de la tarde el Promedio trepaba 7 puntos. Cuando la máxima autoridad de un ente regulador dice que el defalco de una empresa bajo su supervisión muestra el fracaso de la autorregulación y la necesidad de la intervención estatal, soslayando que debía y podía controlarla, ya nada nos sorprende.

.

Dejá tu comentario