SU DINERO PERSONAL: poco ruido y una nuez pican

Edición Impresa

“Quiero conocer el negocio de la producción nogalera, especialmente de la nuez pecan. ¿Por qué debería elegir como inversión este fruto seco y no otro? Además, una referencia sobre la inversión inicial, el retorno del negocio y el destino final del producto”. (Marcos Pipo, Campana).

Fue Domingo Faustino Sarmiento quien trajo desde Estados Unidos las semillas de nuez pecan a la Argentina. Más precisamente, provienen del delta del Mississippi, que cuenta con un clima y un suelo bastante similar al de ciertas zonas de cultivo en la Argentina. A partir de ese momento, esta nuez fue ganando terreno hasta considerarla hoy "la estrella" de los frutos secos. Principalmente, por sus propiedades, por su carácter exclusivo y su uso gourmet. Pero, ¿es realmente la pecan una oportunidad productiva y un negocio con retorno?

De acuerdo con el técnico en fruticultura del INTA Catamarca Antonio Prataviera, hay una tendencia de demanda creciente, tanto en el país como en el mundo, en lo que respecta al consumo de nueces. Sin embargo, opinó que existen variedades con más ventajas que la pecan a la hora de invertir. Una de ellas es la nuez de castilla, la más común.

Quienes conocen acerca de la producción de nuez pecan aseguran que es un buen negocio, aunque no apto para impacientes, dado que es un cultivo que da frutos a largo plazo. Si bien demora unos cinco o seis años en comenzar a producir y alcanza su etapa plena a los quince años, una vez que la plantación entra en régimen, produce en forma continua por 75 años, brindando un largo margen operativo. La planta, al principio, produce de 0,9 a 2 kilos y unos 20 años después, llega a producir entre cuarenta a cincuenta kilos.

A pesar de que la planta da nueces en sus primeros años, la rentabilidad aparece recién en el noveno, cuando ya hay una cantidad tal que permite empezar a hablar de negocios, un poco para el consumo interno y, mayormente, para la exportación. Con respecto al mercado internacional, últimamente este fruto manifiesta en su precio una tendencia creciente. Además, es una commodity altamente requerida por dos gigantes: China y Estados Unidos.

La diferencia con la nuez de castilla es que ésta brinda frutos en el primer año de la plantación, haciendo que el retorno llegue muchísimo más rápido. Además, este tipo de nogal tiene más cantidad de producción, ya que permite una mayor densidad de plantas por hectárea. También tiene más salida al mercado, ya que no apunta a compradores tan exclusivos.

Para ser parte de una producción de nuez pecan se puede optar por dos alternativas: la primera, se trata de plantar nogales por cuenta propia en una chacra. Y si no, se puede participar en fideicomisos agropecuarios donde la tierra es explotada por un tercero que maneja el negocio. Se trata de pooles de renta donde participan varios inversores, que generalmente buscan agronegocios no tradicionales.

Existen en la Argentina campos donde, con el pago de una cuota parte de 25 mil dólares, ya se puede ser dueño de una hectárea y media de nogales, que equivale a unos 100 árboles. Es una cantidad suficiente para obtener una renta sobre el capital invertido del 6% promedio anual en el noveno año de la plantación. El retorno crece a 24% promedio anual entre el año 11 al 15 y 35% promedio anual del año 16 en adelante. Una apuesta a largo plazo.

Las plantaciones o injertos de nogales están concentrados principalmente en Catamarca, que es la provincia que manda en este negocio. Pero también en La Rioja, Entre Ríos, Salta, Mendoza e incluso en la Patagonia. Entre los aspectos negativos, como todos los agronegocios, la pecan también está atada al clima. Sumado a eso, es un fruto que requiere de maquinaria especial para la extracción de la pulpa. "Sacar la mariposa oculta dentro de la nuez no es tan fácil, se requieren equipos y mantenerla en refrigeración por sus tipos de aceites", sostuvo Prataviera.

Como ventaja, a diferencia de otros cultivos, es más fácil conseguir tierras a menor precio para su producción ya que hay mucha oferta disponible porque se adapta fácilmente a distintos climas, sobre todo templados a cálidos.

Estimaciones del INTA indican que para los próximos años la Argentina puede convertirse en el principal productor de nueces de América del Sur, especialmente de las nueces de castilla.

La semana pasada, el INDEC dio a conocer el acumulado de la inflación en el primer semestre: 15%.

Dado ese indicador, es evidente que existen mejores opciones de inversión que los plazos fijos, en torno al 21% en las últimas semanas, repitiendo un esquema tópico de la economía de los últimos años. Cuando se retira el dinero a fin de mes, "en realidad se perdió poder de compra", sostuvo Eric Ritondale, economista senior de la Consultora Econviews.

Si bien después de la devaluación de enero las tasas de los plazos fijos subieron, ya que los bancos debieron buscar atractivos en la colocación de pesos, la realidad es que hace un mes y medio comenzaron a bajar. De todas maneras, Ritondale expuso que hasta que no salga la decisión de los buitres, el plazo fijo es la inversión más conservadora y razonable, dado que el riesgo es bajo. En momentos en los que se está negociando la deuda en default, cualquier inversión suena peligrosa, ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir.

En este sentido, en lugar de dejar el dinero bajo el colchón, el plazo fijo es una opción y los distintos tipos que existen son:

- Plazo fijo tradicional en pesos o moneda extranjera.

- Plazo fijo precancelable: se puede cancelar antes de que se cumpla el plazo.

- Plazo fijo con pago de interés periódico: es en pesos, a un plazo mínimo que, en general, es de un año, y paga intereses de manera periódica en una caja de ahorro.

- Plazo fijo con títulos públicos (Boden, Par, Discount): se constituye mediante el depósito de los títulos públicos y, al vencimiento del depósito, se reciben los bonos originales más los intereses.

- Plazo fijo con retribución variable: la retribución depende de la variación de los precios ciertos activos, indicadores y tasas. Por ejemplo, el Dow Jones, el Merval, el petróleo, el oro y la soja.

- Plazo fijo ajustable por CER: el capital invertido se ajusta al vencimiento según la variación que en ese lapso haya mostrado el índice CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia, o sea, la inflación), de modo que garantiza cobertura ante la inflación. El tiempo mínimo es un año.

Es importante tener en cuenta que siempre, a mayor tiempo de inmovilidad de fondos, el rendimiento será más elevado.

Según Ritondale, hay pocas inversiones que resguardan a los inversores del fantasma de la inflación. De todas maneras, aseguró que existen instrumentos relacionados con tasas de interés más atractivas. Por ejemplo, títulos públicos, bonos en dólares y fondos comunes de inversión que apunten a fideicomisos u otros instrumentos a corto plazo, proveyéndolos de intereses. Para estas inversiones, lo recomendable es esperar.

Para cuando la turbulencia pase, el consejo de Ritondale es sencillo y útil: "
La clave está en irse moviendo, tratar de cubrirse y adaptarse a las condiciones macroeconómicas, apostando a distintos instrumentos e inversiones".



@AndyGlikman



sudinero@ambito.com.ar



"Quiero una opinión acerca del plazo fijo como inversión. Por otro lado, saber qué tipo de plazos fijos existen y cuál es el más conveniente en estas épocas de inflación". (Sofía Santamarina, Retiro).

Dejá tu comentario