29 de diciembre 2011 - 00:00

Subtes: Nación pide traspaso inmediato y ofrece medio subsidio

Mauricio Macri debatió ayer con su Gabinete el traspaso de los subtes y ya adelantan que marzo próximo es una fecha posible para terminar de definirlo.
Mauricio Macri debatió ayer con su Gabinete el traspaso de los subtes y ya adelantan que marzo próximo es una fecha posible para terminar de definirlo.
Cristina de Kirchner levantó ayer el guante de los subtes con el que la había desafiado el día anterior Mauricio Macri y pidió al jefe de Gobierno porteño que Ciudad y Nación se pusieran a «trabajar ya» para llegar a un acuerdo por el traspaso. Los dichos de la Presidente también incluyeron una nueva fecha, el próximo mes de marzo, plazo que también aceptó públicamente el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti.

Las declaraciones de Cristina de Kirchner y del funcionario porteño sirvieron de antesala para fijar una próxima ronda de negociaciones, todavía sin fecha fija. Pero la reanudación del diálogo es innegable, no sólo por los dichos que cruzaron en estos días ambos mandatarios, sino también -y sobre todo- porque el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, fue convocado ayer a la Quinta de Olivos por la Presidente para recibir instrucciones sobre el tema.

Horas antes, en la conferencia de prensa que ofreció para detallar el acuerdo financiero con las provincias (ver aparte), Cristina de Kirchner había pedido «humildemente» a Macri «como una colaboración que este primero de enero la ciudad se haga cargo de los subtes». En un tono a medio camino entre el diálogo y la ironía, la Presidente solicitó al jefe de Gobierno porteño hacer un «esfuercito» para definir «esa bendita transferencia».

La primera mandataria agregó que estaba dispuesta a hacerse «cargo de todo, pero me parece que todo es mucho y, eso finalmente repercute. Aprovecho este momento para pedírselo encarecidamente, porque le corresponde a él».

Obras

Además de este llamado al diálogo, la Presidente ofreció algunos términos de negociación respecto del traspaso, como el compromiso de pagar la mitad del subsidio del servicio hasta el año que viene y que Nación se haga cargo de terminar las obras más importantes que se están realizando actualmente en la red de subterráneos.

Más allá de alguna que otra chicana al jefe de Gobierno porteño -la Presidente señaló, antes de enterarse de la operación, que planeaba irse de vacaciones a El Calafate y «no a Italia ni a ningún crucero» desde donde la llamó Macri para felicitarla por su reelección en octubre pasado- las declaraciones de Cristina de Kirchner oficializaron la vuelta al diálogo por el traspaso. En este punto, pidió un acuerdo «sin chicanas ni demoras» que perjudicasen el funcionamiento de los subtes y consideró que «la administración local es siempre mejor que la Nacional» para hacerse cargo de este servicio.

La Presidente además destacó que el traspaso era una cuestión de «justicia» no solamente para la Ciudad, «sino también para los otros millones de argentinos que no viven en la Capital Federal y con los cuales hay que ser solidarios porque ellos no tienen subte, ni micros tienen algunas localidades, y sin embargo están subsidiando un transporte que en la Argentina es único».

Después de la conferencia, el ministro porteño Grindetti señaló en declaraciones radiales que la Ciudad estaba dispuesta a «empezar a trabajar ya» con la Nación y que, si «hay decisión firme» de ambas partes, «estaría todo terminado para marzo» próximo.

El ministro de Hacienda también reveló que habían enviado una carta a Nación en la que habían manifestado su voluntad de reanudar las negociaciones inmediatamente. «Obviamente que esto nos va a llevar un tiempo, pero hemos manifestado que no es dilatorio», aseguró Grindetti, quien también adelantó algunos puntos de la próxima negociación, como la revisión del contrato actual, las inversiones que se están haciendo en la red de subtes y las que se deben realizar a futuro. Ahora sólo falta fijar la fecha para empezar a negociar.

Dejá tu comentario